Despliega el menú
Ocio y Cultura

Heraldo Joven

Cine

Disney, más allá del éxito: estas son las características comunes de sus películas

Además de ser una referencia cinematográfica para todas las generaciones, la factoría de los sueños suele incluir en todas sus películas ciertos elementos. 

Recurso Disney
Mickey, siempre acompañado de Minnie, Donald, Daisy y otros personajes, es el emblema de la factoría.
Unsplash

No hay quien no haya visto (al menos) una película Disney, puesto que su producción abarca a varias generaciones. La primera gran apuesta de la factoría de los sueños llegó en 1937 con 'Blancanieves y lo siete enanitos'. Hoy, más de 80 años después de ese primer título, su industria continúa imparable: no solo ha conseguido una legión de seguidores, sino que ha potenciado todo un imperio en torno a la magia de sus creaciones. Cuenta con varias líneas de ropa, parques temáticos donde incluso darse el 'sí, quiero', y hasta trabajos (muy bien pagados) inspirados en sus personajes más icónicos

Aunque ha ido evolucionando con el paso de los años, gracias a las innovadoras tecnologías aplicadas al sector cinematográfico y a la compra de otras grandes compañías (Marvel, Pixar, Lucasfilm...), Disney mantiene en sus películas de animación varios elementos comunes que poco o nada han variado desde aquella primera historia de la joven Blancanieves. 

Rasgos comunes en las películas de animación de Disney 

Fotograma de 'La sirenita'.
1

Madres ausentes

Rara es la vez que aparece la figura materna en los filmes de Disney, sobre todo en las más clásicas. La mayoría de personajes no tienen madre, bien porque la pierden al principio de la película, bien porque ya no está presente cuando esta empieza: Blancanieves, Bella (de 'La bella y la bestia'), Dumbo y un sinfín de títulos más. Hay rumores que dicen que fue el propio Walt Disney quien expresó que las figuras maternas quedaran fuera de las historias, tras la muerte de  la suya. Solo en 'Brave', la princesa de Disney-Pixar que rompió todos los estereotipos, la madre tiene un papel fundamental en la historia. 

Fotograma de La Bella y la Bestia.
2

Nombres bien pensados

Pese a la cantidad de personajes que ha creado la factoría (algunos más populares que las propias películas), ninguno de sus nombres está elegido al azar, y es que están cargados de simbolismo. Por ejemplo, Lumière de 'La bella y la bestia' es un candelabro y su nombre significa luz en francés. Lo mismo ocurre con Bambi (niño en italiano) o Pumba de 'El rey león', que en suajili quiere decir descuidado, una característica que define al personaje. 

Fotograma 'Toy Story'.
3

El código secreto

Una prueba solo apta para expertos: una vez ya se haya disfrutado de todos los títulos, hay que volver a verlos para intentar encontrar el código secreto: A113. Aparece en lugares insospechados (la cámara del buceador en 'Buscando a Nemo', en la matrícula de un avión en 'Cars' o de un coche en 'Toy Story', en la oreja de uno de los ratones de 'Ratatouille', en un aula de 'Monstruos University'...),  pero no se encuentra solo en todos los títulos de Disney, sino que también lo hace en series animadas de televisión.

Monstruos S.A.
4

Todo está conectado

Los famosos (y ya más que evidentes) 'easter eggs' entre Disney y Pixar demuestran que todas las películas están conectadas (otro reto para los amantes de Disney). Así, por ejemplo, en 'Monstruos S.A.' se puede ver a Jessie y a la pelota de 'Toy Story' en el cuarto de la pequeña Boo, quien también le da a Sully un juguete de Nemo. También, en la coronación de Elsa en 'Frozen', se puede ver a Rapunzel y Flynn, de 'Enredados'; en 'Brave' se puede ver una talla de Sully en Madera y así, un sinfín de referencias que hacen de las producciones de la factoría un universo único. 

Fotograma de la película 'Nemo'.
5

Lecciones de vida

No hay duda de que todas las películas Disney guardan un mensaje o una lección vital que, en la mayoría de casos, es fácil de descifrar. Porque, ¿quién no recuerda eso de "la belleza está en el interior" ,de 'La bella y la bestia' o el "sigue nadando", de 'Buscando a Nemo' que asegura que no hay que rendirse? La lista de enseñanzas, como la de películas, es (casi) eterna. 

Etiquetas
Comentarios