Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

gastronomía

Productos españoles y portugueses seducen el paladar británico en Londres

Los asistentes al evento gastronómico de Extremadura Avante probaron delicias como las migas, la caldereta de cordero, el queso, la patata revolcona sazonada y, por supuesto, los embutidos ibéricos.

Fotografía facilitada por Extremadura Avante del evento gastronómico organizado este miércoles en el marco de la cooperación transfronteriza 'Dehesa Montado'.
Fotografía facilitada por Extremadura Avante del evento gastronómico organizado este miércoles en el marco de la cooperación transfronteriza 'Dehesa Montado'.
Efe

Los embutidos ibéricos de la dehesa extremeña, en España, y el montado portugués sedujeron este miércoles en Londres el paladar británico, en un evento gastronómico organizado por Extremadura Avante en el marco de la cooperación transfronteriza 'Prodehesa Montado'.

Una mesa llena de platos con jamón de bellota y queso extremeño dieron la bienvenida a los numerosos asistentes que visitaron el restaurante Hispania London, en el que pudieron degustar algunos de los productos estrella del suroeste de la Península Ibérica (España y Portugal).

"Es un sabor delicioso", dijo la inglesa Mary Buckley a su amiga escocesa Morag Nicolson en alusión al jamón de bellota Señorío de Montanera que cortaba frente a ellas uno de los españoles que trabaja en el citado establecimiento.

"No es tan salado, incluso diría que tiene un sabor algo más dulce que los que he probado antes", añadió Buckley, a quien le resultó curioso que este embutido se presente como un entrante o aperitivo antes del plato principal en la gastronomía española.

Para ambas mujeres, España debería promocionar más su gran variedad culinaria en el extranjero pues, según creen, la cocina francesa o la italiana goza de un mejor estatus en el resto del mundo gracias a la publicidad y comunicación que se hace de ellas.

Por su parte, Nicolson destacó la "suerte" que tiene de vivir en Londres, una ciudad en la que la gente ha aprendido con el paso de los años a apreciar "la buena comida".

"Hace tiempo, no había mucha variedad y siempre comíamos patatas, carne y zanahorias, pero ahora el poder degustar en algunos locales y no solo en los de tapas el sabor auténtico de platos como las migas, el salmorejo o el embutido español me parece increíble", manifestó.

Precisamente, el salmorejo es una de las pasiones de Buckley que, desde que lo probó en uno de sus viajes a España, está deseando que alguna cadena de supermercados británicos lo incluya en su catálogo al igual que hacen con el gazpacho.

Durante el encuentro, la investigadora María José Trinidad y la presidenta de la Federación Española de la Dehesa (Fedehesa), Pía Sánchez, explicaron al público inglés el proyecto 'Prodehesa Montado', que cuenta con la participación de dieciséis socios en las comunidades autónomas españolas de Extremadura y Andalucía y también Portugal.

Esta iniciativa de cooperación transfronteriza, que tiene por objetivo impulsar la internacionalización de los productos de estas regiones, también pretende dar a conocer el origen y las características de los alimentos que se producen en su ecosistema "único", destacó Sánchez.

"La dehesa o el montado cuenta con cuatro millones de hectáreas (tres en España y una en Portugal) y la encina y el alcornoque solo crecen en este tipo de suelos; por eso, el sur de la Península Ibérica es el único territorio donde se pueden hacer alimentos como el jamón ibérico de bellota", subrayó.

Esta peculiaridad, además de añadir calidad a los productos, se encuentra actualmente amenazada por el cambio climático y algunas zonas ya experimentan una desertización a causa de la falta de precipitaciones, según alertó Sánchez, que es propietaria de un coto ecológico de ovejas en Mérida.

Por esta razón, 'Prodehesa Montado' busca promocionar las actuaciones necesarias para dar valor a la dehesa tanto ambiental como económicamente desde un punto de vista sostenible, para garantizar así la supervivencia de esta particularidad del sur de Europa.

Tras la presentación del proyecto, que está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), los asistentes degustaron las creaciones culinarias del chef Mario Morán.

Entre los sabores extremeños y portugueses, los británicos probaron delicias como las migas, la caldereta de cordero, el queso, la patata revolcona sazonada con el famoso pimentón de Extremadura y, por supuesto, los embutidos ibéricos.

Para la inglesa Janice Brackenridge, el protagonismo de la jornada se lo llevó el 'crunchie' de queso y las croquetas de jamón. "Me encantan las croquetas", repetió tres veces seguidas.

De hecho, el encuentro en Londres le cautivó tanto que ya piensa en un próximo viaje a Extremadura, una región que, según dijo, "no la conocía en absoluto" y que "sin duda" visitará pronto.

Después de conquistar el pasado diciembre el mercado belga y ahora el británico, 'Prodehesa Montado' planea llevar los productos de Extremadura y Portugal a otra ciudad europea a lo largo de 2019.

Etiquetas
Comentarios