Despliega el menú
Ocio y Cultura

XIII concurso relato breve de heraldo

Un león gigante

Muere un hombre atacado por un león al que tenía en su propiedad en República Checa
El fallecido no logró un permiso para mantener a los leones en su vivienda, por lo que la tensión en el pueblo era notoria.
Archivo

Era un taller no muy grande, luminoso, con gran cantidad de herramientas y figuras de escayola. También había polvo y restos de serrín, pero eso no era importante ni molesto, todo tenía su lugar. Mi padre un hombre con paciencia y la respuesta a la mayoría de mis preguntas. Sabía explicarnos tras los cristales, todo lo que hacía aquel escultor. El nombre de las herramientas, las figuras y su historia y por supuesto nos hacía de lupa en aquel local para que nos fijáramos en los detalles, que a mí como niña inquieta, me podrían pasar desapercibidos. Pasaban los días y los mofletes y los ojos seguían apoyándose en aquellas ventanitas. Esta vez le hacíamos seguimiento a unos bloques de madera enormes. ¿Qué haría Francisco con esos bloques? A cada golpe de cincel era una forma nueva que dibujaba en la madera. Hasta que un día a mis hermanos y a mí nos pareció ver la figura de un león. Rallo estaba esculpiendo ¡Un león gigante y con una gran melena!

Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios