Ocio y Cultura

EXPOSICIÓN

'Las imprescindibles', una muestra para recordar a las que trabajaron por Zaragoza

La exposición, distribuida en carteles en la plaza de España, reivindica 144 perfiles de mujeres que desde la Edad Media impulsaron la vida social, política y cultural de la capital aragonesa

Exposición en la plaza de España
Exposición en la plaza de España
Guillermo Mestre

Está la heroína Agustina de Aragón. Pero también Manolita Marco Monje, la maestra que alfabetizó a tres generaciones en el barrio de Juslibol. La médico y feminista Amparo Poch, y junto a ella la escritora María Domínguez Remón, primera alcaldesa de la II República y periodista. 'Las imprescindibles en la historia de Zaragoza', que desde este miércoles puede verse en la plaza de España de la capital aragonesa, realiza un recorrido de diez siglos de historia a través de 144 mujeres que impulsaron la vida social, política y cultural de la ciudad.

"Podían haber sido más, son muchas más de 114 las mujeres que han trabajado por la ciudad en sus diferentes ámbitos. Excepto unas pocas, gran parte de ellas han quedado relegadas al olvido. No porque su trabajo fuera menor, sino por el hecho de ser mujeres", destacó este miércoles la escritora Magdalena Lasala, investigadora y autora de los textos de la muestra. "Zaragoza, al fin, paga una deuda que tenía la ciudad con estas mujeres. Porque desde la Edad Media, en esos ámbitos sociales, culturales y políticos, no es que no hubiera mujeres, es que su huella se había borrado. Algunas reinas son recordadas, algunas intelectuales..., pero luego están las viudas, las maestras, las que ayudaban en sus barrios... También ellas tienen su espacio en la muestra", añadió Marian Rebolledo, comisaria de la exposición.

De reinas, bordadoras y brujas

El recorrido se ha planteado a través de 20 paneles, que guardan un orden cronológico. Empiezan con la Edad Media, con reinas como Doña María de Luna o Isabel de Aragón y sabias como Fátima Bint Al-Mugrí. Se recuerda a las mujeres que se enfrentaron a las reglas de los gremios profesionales, dominados por los hombres, como la bordadora Catalina Sánchez (siglo XVI), que logró crear su propio taller; Sabina de Santángel Torrijos (1529-1579), emblema de la Zaragoza renacentista, esposa del banquero Gabriel Zaporta y responsable de crear un círculo intelectual en su hogar, donde estaba el famoso Patio de la Infanta.

En el apartado 'El saber sin permiso', se recuerda la figura de Eugenia Bueso, escritora cuya obra, en el siglo XVII, versaba sobre el feminismo. En 'Perseguidas por brujas', se recoge la historia de mujeres sanadoras acusadas de herejía por conocer las virtudes medicinales de las plantas, como Isabel Garay (siglo XVI), Catalina de BArgas (que residía en Tarazona en 1636) o Águeda Cisneros, que en el XVII tenía su propio 'laboratorio' de plantas medicinales.

Del siglo XVIII se nombra a mujeres muy recordadas, como 'Las valientes de los Sitios', donde está María Agustín, Agustina de Aragón, Madre Rafols o Josefa Amar y Borbón, junto a otras menos conocidas como Maria Montalbán, María Blázquez, Benita Portolés, Josefa Buil, Joaquina Plaza, María Artigas y Catalina Mondragon. "En el siglo XIX ya se nota la huella de mujeres que desde las artes, la palabra y la ciencia se rebelaron contra el olvido y han ganado un lugar propio en la memoria del tiempo", destaca Magdalena Lasala, que en la muestra destaca a la actriz y cantante Teodora Lamadrid, la académica Ana Ascaso, la artista lírica y masona Filomena Llanes...

Inspiración y curiosidad

"Es bonito recordar a mujeres que ayudaron en los barrios, como Teresa Sarrato (1916-1986), enfermera y visitadora del barrio de La Bozada, que atendía a los necesitados y que al morir tuvo un monumento en el barrio pagado por los vecinos", destacó Rebolledo. "O también Cora López (1918-1990), la madre de Corita Viamonte, que dio clases a Víctor Ullate en su escuela de artistas". Se recuerda a otras mujeres como Emilia Claramunt 'Clart' (1908-1981), autora de libros que, por cierto, fue nieta de Julia Rodrigo, inspiradora de la finca La Quinta Julieta. Otra curiosidad la protagoniza Pilar Ginés (1894-1975), escritora y autora teatral, que llegó a ser vicepresidenta de la Agrupación Socialista de Zaragoza y cuyas nietas fueron las famosas actrices Pili y Mili.

'Las imprescindibles en la historia de Zaragoza', cuyo diseño es obra de Ana Bendicho y Patricia Peralta, será una exposición itinerante. Se ha elegido la Plaza de España como primer emplazamiento con el objetivo de atraer el interés de los turistas que visitarán la ciudad durante estas fechas de Semana Santa y el puente de San Jorge, segundo periodo del año en el que Zaragoza recibe más visitantes, y posteriormente durante la temporada turística de mayo y junio. A partir de junio la muestra podrá verse en el Frente Fluvial de la Expo y en septiembre en el Parque Grande José Antonio Labordeta.

Etiquetas
Comentarios