Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Mi colegio San Andrés

Mi colegio San Andrés
Mi colegio San Andrés
Pixabay

Hoy desperté con el mal de nostalgia. Para los lerdos en materia del sentimiento, son achaques periódicos de angustia sensiblera.

Mi colegio ya no es; mi colegio ya no está. Es ahora un solar donde solo hay piedras, tierra y polvo. Y donde antaño moraba una enorme palmera, han colocado un cartel metálico. “SE VENDE”.

Bajo esa palmera mi primer beso, a hurtadillas mi primer cigarro.

Algunos de los profesores ya murieron, ningún romance juvenil prosperó, yo derivé hacia las letras y olvidé las ciencias.

Humea la cafetera; miro la orla.

De entre mis libros la carta de amor que Sandra me escribió, no se si a la sombra de mi palmera, que ya no está. Dejó en mí la imborrable huella del primer amor, ese del que dicen que es el único, el más verdadero. Hace tiempo que Sandra también se fue.

Bebí el café. La orla, sobre el cabecero de mi dormitorio, me observa. Caras sin gesto, rostros ya extraños.

Me acosté de nuevo, soñando bajo mi palmera, mientras Sandra coge mi mano. No recuerdo mucho más. Sonreía.

Y deseé no despertar.

- Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo

Etiquetas
Comentarios