Ocio y Cultura

Literatura

Juan del Val cuenta la vida de una mujer fracasada que aún aspira a la felicidad

El escritor y guionista de ‘El hormiguero’ ganó el premio Primavera con ‘Candela’ y lo presentó en Zaragoza.

Juan del Val, escritor y guionista de televisión.
Juan del Val, escritor y guionista de televisión.
ASÍS G. AYERBE

 Juan del Val (Madrid, 1970) está en una nube de felicidad y de éxito, pero en realidad tampoco pierde la compostura ni se vuelve soberbio. Acaba de ganar el premio Primavera de novela, dotado con 100.000 euros, con ‘Candela’ (Espasa), la historia de una mujer que está al frente de un bar, El Cancerbero, al que se asoma una fauna humana de lo más variopinto. "Me encantan los bares: ves el trajinar de las gentes, su ritmo, sus pequeñas cosas, sus gestos, y te invitan a inventarles unas vidas. Me gusta observar e imaginar, y el bar es un escenario ideal", dice. La novela se presentó en Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

Dice que en la novela hay muchas cosas: se habla de la violencia doméstica, del maltrato, de la homosexualidad, de la sensación de fracaso vital, de las existencias minuciosas de varias mujeres. "Todo eso está ahí. Pero yo no he querido hacer una novela de nada de eso. Lo primero que me planteé fue crear una mujer, desarrollar su psicología en mi cabeza, atribuirle un lenguaje. Cuando la tuve, con sus rasgos y su mundo, con un pasado concreto y con esa sensación de que nada le iba bien del todo, pensé que lo mejor era que ella contase su vida y su evolución con sus propias palabras. Por eso es Candela quien se cuenta a sí misma y a los otros".

Eso a veces suponía algunos riesgos. Por ejemplo cuando se cuentan las sensaciones amorosas y sexuales. "Un escritor puede permitirse esas libertades y eso está en la historia de la literatura. He hablado con muchas mujeres, las he escuchado y he amado a algunas también, ja ja ja. Para mí ha sido clave que algunas me dijeran que el sexo está contado con naturalidad, que era creíble", dice. Candela aborda en la novela algunas de sus experiencias frustradas y su deseo de hallar "no sé si al hombre de su vida, pero sí relaciones satisfactorias. Quiere crecer y mejorar. Y prueba. Prueba. Esta no es una novela de autoayuda, sino el retrato de un grupo de personajes optimistas, vitalistas, que van cambiando. Y la que se transforma es ella. Yo no creo en esos giros rotundos, motivados no por una conmoción concreta sino por las pequeñas cosas de cada día. En el libro se da un constante cambio de mirada".

Juan del Val dice que él busca contar cosas profundas con sencillez. De manera fácil. "Yo tengo un inmenso respeto al lector y a su inteligencia, y también a su tiempo. La lectura tiene que ser fácil y a la vez, desde el punto del argumento y su atmósfera, hay que huir de lo simple. Yo me planteo tres principios: quiero hacerle pasar al lector un rato entretenido; me gustaría hacerle reír y, por último, intento invitarle a reflexionar sobre un pensamiento, o las ideas básicas del libro".

Registro feminista

Entre esas ideas, podría latir un registro feminista. "Si está ahí, no era mi obsesión, pero podría estar, claro. Se habla de una mujer, Candela, y de muchas mujeres emparentadas con ella", sostiene.

Juan del Val dice que no es un gran lector, pero que su gran maestro, el maestro absoluto, es "Woody Allen, a través de sus películas. Ese es el mundo que me apasiona; en sus películas está la vida entera. Mis favoritas son ‘Delitos y faltas’, ‘Hanna y sus hermanas’ y ‘Midnigth París’. Entre los libros últimos cito dos que me han impactado: ‘Serotonina’ de Michel Houellebecq, provocador, y me ha impresionado ‘Sur’ de Antonio Soler. Si alguna vez escribiera un libro complicado, en términos de lenguaje, personajes y puntos de vista, este sería el modelo. Me gustaría hacerlo así. Es un libro extraordinario".

Juan del Val es uno de los guionistas del programa ‘El hormiguero’, de Antena 3, en el que trabajan 166 personas. "Yo escribo las intervenciones de Nuria Roca y parte de los guiones de las entrevistas. ¿Pablo Motos? Es impresionante. Lleva trece años en pantalla y lo siguen entre dos y tres millones diarios de espectadores", concluye Juan del Val.

Etiquetas
Comentarios