Despliega el menú
Ocio y Cultura

cultura&ocio

El estudio aragonés Ábaco Digital, nominado en dos categorías de los ‘Óscar’ de internet

Los Webby Awards destacan el vídeo ‘Polar Obsession’, grabado en 360º para ‘National Geographic’.

Una de las imágenes del vídeo ‘Polar Obsession’, nominado a los premios
Una de las imágenes del vídeo ‘Polar Obsession’, nominado a los premios
National Geographic

Ábaco Digital es una veterana firma aragonesa especializada en vídeo y fotografía esféricos 360º y realidad virtual. Creada por Ernesto Casasín e Ignacio Ferrando hace ya 21 años, fue de las primeras del mundo en contar con una cámara capaz de filmar su entorno y son todavía de los pocos en el mundo que dominan la técnica de la imagen esférica. Sus trabajos más recientes para ‘National Geographic’ han tenido un importante eco internacional y el reciente ‘Polar Obsession’, grabado en 2017 en la Antártida, está nominado a dos premios Webby Awards, los conocidos como ‘Óscar’ de internet. En concreto, opta al premio al mejor vídeo en 360º y a la mejor cinematografía en realidad virtual. Los ganadores se conocerán el próximo 23 de abril y los premios se entregarán el 13 de mayo en Nueva York en una gala presentada por la actriz Jenny Slate.

El trabajo de Ábaco es conocido en todo el mundo. Ha hecho publicidad, con anuncios para Ikea, Nike, Ferrari, Opel, Renault, Heineken o Desigual, así como para oenegés que utilizan la realidad virtual como nuevo enfoque para despertar conciencias entre los ciudadanos. Además, colabora regularmente con ‘National Geographic’ en algunos de sus proyectos más impactantes, como su ‘Viaje por el espacio’, que permite ver la Tierra a 32 metros de altura, gracias a las imágenes captadas en un globo. Un vídeo que ya lleva 22 millones de visionados en Facebook.

Solicitados en todo el mundo

Ernesto Casasín recuerda el “furor” que vivió Ábaco en 2012, cuando fueron de los pocos estudios en todo el mundo que poseían una cámara capaz de captar imágenes en 360 grados. “Como sucede en casi todos los avances relacionados con la imagen, la publicidad fue la primera interesada en ese invento. Pero, como también sucede habitualmente, comenzamos a aplicar esa tecnología en otros campos”.

Actualmente, según Casasín, “son las oenegé y los directores de documentales los más interesados en los vídeos y fotografías esféricos. Gracias a las gafas de realidad virtual, el visitante que acude a una feria puede ver, desde otro punto de vista, las necesidades de una población, problemas medioambientales... “Te transporta a ese lugar que necesita ayuda, y eres capaz de entender por qué tu ayuda es necesaria. Es una tecnología que trasmite muy bien los sentimientos, te introduce en la narración”. Aunque ya son muchos los que pueden hacerse con una de estas cámaras, el software para su edición es complicado de utilizar, por lo que son pocos los estudios que hacen trabajos de calidad. “Además, es un modo de filmación muy laborioso, en el que la iluminación es complicada”, aclara Casasín.

Desde 2015, Ábaco Digital ha llevado a cabo campañas para Médicos Sin Fronteras, Unicef y Naciones Unidas. En 2018, a través de una ONG inglesa dedicada a la protección de équidos en Pakistán, llevaron a cabo un corto sobre la necesidad de proteger estos animales, fundamentales para la supervivencia de las familias.

Ignacio Ferrando, el otro socio de la firma, fue el encargado de filmar en la Antártida el documental nominado a los Webby Awards. El año pasado estuvo en Sudán del Sur, para grabar, junto a Picture This Production, Ltd, el documental ‘The Journey’, en colaboración con Unicef. En total pasaron ua semana en Sudán del Sur, otra en Etiopía y otra en El Chad. Un trabajo que en muchas ocasiones es de riesgo: durante otra estancia en Sudán del Sur se recrudeció su conflicto armado y Ferrando y su equipo tuvieron que ser trasladados a un búnker de la ONU y la grabación se tuvo que terminar con la protección del Ejército.

En 2019, Ábaco ha viajado a Ruanda, para la filmación de imágenes solicitadas por la empresa norteamericana KonceptVR, que quería recoger el proceso de la recolección del té para concienciar en el día de la Mujer trabajadora, y a Qatar, en otro proyecto del que todavía no se puede avanzar el contenido.

En Aragón, la firma creó para Fitur un simulador de ráfting, que fue una primicia porque la cámara se podía mojar por primera vez, y un vídeo en 360º que acompañaba a la exposición ‘Los sueños de la razón’, de Buñuel y Goya.

Etiquetas
Comentarios