Ocio y Cultura

XIII Concurso de relato breve heraldo

La despedida

Las parejas aumentan su convivencia en verano.
Pexels

Caminando por las vacías calles del pueblo vienen muchos recuerdos a mi mente. Cada rincón es una historia. La calle mayor, la iglesia, el bar y la plaza del ayuntamiento. Es un sitio pequeño, pero es increíblemente acogedor. Antes lo consideraba mi hogar, en realidad siempre lo será, pero me doy cuenta de que ya no es lo mismo. Son las personas que lo integraban las que hacían que lo sintiera de esta forma. Pero ellos ya no están y los echo de menos. Yo pronto me tendré que ir también. A otro lugar. Como han  hecho todos los demás. Aquí ya no queda nada y nadie intenta evitarlo. No puedo impedir que se me salten algunas lágrimas cuando me acerco al parque de la Corona, donde me di mi primer beso con aquel hombre con el que ahora paseo.

Consulte todos los relatos participantes

Etiquetas
Comentarios