Despliega el menú
Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

La sala de espejos

La sala de espejos
La sala de espejos
Heraldo

La muchedumbre bullía por la feria como cualquier otro día de fiesta, sin embargo, yo, atónito y ajeno a lo presente, me debatía entre el sí y el no, entre la locura y la cordura por comprenderlo todo. Había estado en la sala de los espejos. Las posibles reflexiones y refracciones en todos ellos eran infinitas. Lo increíble era que, en cada espejo yo aparecía de manera diferente. Visto esto me puse a decir algo, y mencioné: “¿Este soy yo?” Pero, mientras el espejo de enfrente se portaba tal cual, en otro espejo se reflejaba, “Este no eres tú”. Otro: “Este es tu otro yo”. Otro se reía de mí. Otro ponía cara deforme. Cada espejo reflejaba una figura diferente y unas palabras contrarias a las dichas por mí. Salí raudo de allí y vi cómo la gente me miraba inquisitoriamente, parecían sacados del cuadro de Goya, Aquelarre, acaso fuese yo el centro de esa pintura. Miré al Sol, estornudé, y la muchedumbre parecía ir a lo suyo y todo aparentaba ser normal, como si no hubiese pasado nada.

Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios