Despliega el menú
Ocio y Cultura

ESTRENO

‘La chica de la orquesta’ saca a la luz a la baterista aragonesa pionera Carmen López

A partir de una foto, el documental, que hoy (19.00), se estrena en el Centro Musical Las Armas, cuenta la singular historia de esta música octogenaria de Sestrica

Carmen López y su marido, Pascual Torrijo, flanqueados por los directores del documental, José Manuel Herráiz e Isabel Soria.
Carmen López y su marido, Pascual Torrijo, flanqueados por los directores del documental, José Manuel Herráiz e Isabel Soria.
Heraldo.es

Como otros habitantes de Sestrica, la octogenaria Carmen López le llevó al alcalde del pueblo, Miguel Pinilla, algunas de sus fotos antiguas, dentro de una campaña de recuperación de la memoria auspiciada por la DPZ. «¡Pero Carmen, no me has traído la mejor foto!», le dijo entonces Pinilla, que guardaba en su memoria la imagen, tomada en los años 50, de una por aquellos años joven Carmen junto a una batería, la que ella tocaba como miembro de la Orquesta Armonía, que lideraba su hermano.

La instantánea fue a parar luego a manos de la cineasta Isabel Soria, quien, a su vez, se la mostró a su compañero José Manuel Herráiz, con el que ya había trabajado en algún documental. Este confirmó lo que Soria pensó nada más ver la foto:«Tiene detrás un documental». Poco más de un año más tarde, la idea es una realidad:‘La chica de la orquesta’, un cortometraje documental (de 20 minutos), que hoy se estrena (a las 19.00), en el Centro Musical Las Armas. En él se narran las circunstancias en las que Carmen López se convirtió, según sus palabras, en «la primera mujer baterista de España».

Un pueblo muy musical

«Sestrica siempre ha sido un pueblo muy musical», relata Isabel Soria. «Había varias orquestas, que tocaban por los pueblos de la zona. Una de ellas era la del hermano de Carmen, José. En un momento dado, se quedaron sin baterista, en concreto, sin El Patagorda, que se fue a Zaragoza a trabajar en el tranvía. Y fue entonces cuando el hermano pensó en Carmen. «Ella no quería meterse en eso», cuenta Isabel. «Le parecía pecado». De hecho, en el documental, el marido de Carmen, Pascual, recuerda que era muy reacia a tocar la batería en la orquesta «por lo moral».

Pero la insistencia del hermano y el sentirse de alguna manera amparada por él, la acabaron convenciendo. Aunque la cosa no fue coser y cantar (o más bien, tocar la batería). Antes, Carmen, hubo de viajar a Zaragoza para sacarse el carnet que la habilitaba para poder tocar en orquestas. Yen concreto ese instrumento de percusión, en el que se especializó estudiando «dos métodos:el Eslava y el Progreso Musical». «Los examinadores nunca habían visto a una mujer tocando la batería hasta ese momento», relata Soria.

Empieza así una historia en minúsculas que el tiempo ha acabado convirtiendo en mayúscula por insólita. Incluso a la luz de nuestros días cuando, curiosamente, aún es escasa la presencia femenina como intérpretes de instrumentos en las bandas de música moderna, especialmente si hablamos de la batería.

Esta comparación a través de los años es, además de la propia historia de Carmen López, otro de los ejes argumentales de ‘La chica de la orquesta’. Soria y Herráiz han querido contraponer la juventud de tres generaciones en torno a la batería. Por un lado, la juventud de Carmen, en los años 50. Por otro, la juventud en los 80, representada por la profesora de la Escuela Municipal de Música y Danza Esther Lafuente, quien también es baterista y sigue dando fe de la aún escasa presencia de mujeres en este entorno. Alba Villarig, que junto a Nerea Bueno, forma el dúo Lady Banana, representa en el documental el presente de este instrumento. Villarig explica la escasez de mujeres bateristas por el hecho de que hay pocos referentes. La idea de sus autores es que el documental ayude a cambiar este hecho. «Desde luego, la ilusión y la implicación de las tres protagonistas ha sido esencial, es algo que ha aportado mucho al trabajo, porque es muy natural, muy tierno. Hay mucha gente que al verlo se emociona. Es muy entrañable». La casualidad ha querido que la foto llegara a manos del dúo de cineastas en un momento de gran sensibilidad con la lucha feminista, en particular sobre el papel de muchas mujeres pioneras como Carmen en campos comúnmente tenidos como masculinos.

Ahora, como a Carmen en su día tocando por los pueblos (tarea en la que se ocupó casi 5 años), a ‘La chica de la orquesta’ le espera una larga gira por festivales.

Etiquetas
Comentarios