Ocio y Cultura

televisión

Todo vuelve, hasta 'Los Fruittis'

Gazpacho, Mochilo y Pincho, protagonistas de uno de los dibujos animados más emblemáticos de los años 90, regresan a las pantallas. 

Los Fruittis.
Los Fruittis.
Youtube

 Gazpacho, Mochilo y Pincho regresan a las pantallas. La vuelta de uno de los dibujos animados más emblemáticos de los años 90, 'Los Fruittis' se fragua estos días en los pasillos del mercado MIPTV, en Cannes, donde su creador, Antoni D'Ocon, desveló a Efe los secretos de la producción.

Vuelven, eso sí, con una cirugía estética que les ha permitido pasar de los 8 bits a los 8K y en tres dimensiones.

"La serie se pintó en aquella época cuando los ordenadores iban todavía con pedales, las pantallas eran en blanco y negro pero hicimos un invento para poder pintar", cuenta d'Ocon (Barcelona, 1958), que resume el regreso con espectacularidad: "'Los Fruittis' are back".

D'Ocon presentó hace ahora 30 años 91 episodios de media hora y dos largometrajes que en pocos años dieron la vuelta al mundo y que en este tiempo no se han bajado de las cadenas de medio planeta.

"Cuando estás produciendo algo o lo creas aunque lo vendas al mundo no eres consciente de lo que está ocurriendo, y la verdad es que fue una sorpresa: en Latinoamérica es un éxito total, en China, en Canadá, y no digamos en España, que es donde surgió", resume el creador, que se inspiró en sí mismo para crear a Gazpacho.

Arrancar le ha llevado un par de años porque "tenía miedo de estropear" algo que estaba en el imaginario colectivo de millones de personas.

"Una hija mía, que se dedica a la televisión, tomó las riendas y es la que ha dirigido el primer episodio y la que me ha ayudado a darle esta nueva visión más actual de cómo deberían ser los Fruittis hoy día", explica.

Este episodio piloto, de momento la única joya existente de este regreso, es visto de momento por distribuidores y compradores en cuyas manos está ahora mismo el destino de Gazpacho, Mochilo y Pincho.

Uno de los personajes más queridos, Kumba, también estará en esta nueva serie a partir del segundo episodio.

"Esperamos que les guste a las plataformas y que cuando llegue al público les guste y hagamos otro 'hit' y la gente vuelva a entretenerse con los Fruittis", dice el padre de las criaturas, que ha trabajado la continuación entre Barcelona y Estados Unidos.

"Volvemos para que los millones de fans que hay en el mundo se sientan contentos. Son los primeros que tenemos que recuperar, y porque, en el fondo, son los que arrastran a los niños de entre 4 y 10 años, todas las nuevas generaciones", cuenta.

Mucho ha cambiado la industria de la televisión desde que Antoni D'Ocon presentaba estos inocentes dibujos, y mucho ha cambiado la forma de consumirla, con cada miembro de la familia consumiendo contenido a través de su propia pantalla, pero el objetivo sigue siendo el mismo.

"Esperamos que los fans en todo los idiomas se lo pasen bien y que a las nuevas generaciones les ocurra exactamente lo mismo, que se enganchen", resume D'Ocon.

Pero por muchos retoques que se hagan, lo importante es que los valores siguen siendo los mismos.

El creador, que ha seguido vendiendo la misma reposición de 91 episodios durante treinta años, recuerda cómo cuando se mudó a Estados Unidos en los noventa la comunidad cubana en el exilio le recordaba lo que había supuesto disfrutar de ese choque de color.

"Hay gente en Miami que me dice, nos alegrasteis la infancia. Es muy importante porque en el fondo 'Los Fruittis' intentan que no haya distinción de género ni de raza. Sirven para comunicar todos esos valores que el día a día hace que olvidemos", señala.

Etiquetas
Comentarios