Despliega el menú
Ocio y Cultura

XIII CONCURSO DE RELATO BREVE DE HERALDO

Mi momento

Copa de vino tinto
Copa de vino tinto

Saborear su textura y embriagarme de sus azúcares, solo pensaba en eso. En su tez, su aroma, su empaque…

No veía el momento de llegar a casa y disfrutar de aquella delicia que me había otorgado la vida. Del único placer que me permitía como vicio, porque lo reconozco, disfrutar de ese cuerpo terroso era una auténtica droga para mí. 

Abracé el oro y llevé su vasija inquebrantable hasta mis labios, tranquilizando por fin la exigencia de mi razón y dejando paso al deseo.

Aspiré una vez más la suave fragancia a frutos rojos, al cacao de su piel tostada. Y caí en el delirio de su complejidad, de la elegancia que le otorgaba el tanino dulce, equilibrado y sabroso de la humedad madura de su interior.

Bramé cuando convertida en sumiller, absorta en el paroxismo abrumador de mi inconsciencia, descorché al fin mi placer. El suyo.

Era mío, la ambrosía que aplacaba mi pasión, el licor que saciaba mi sed, el hombre que cada noche me esperaba con una copa de vino.

Lea todos los relatos que participan en el XIII Concurso de relato breve de Heraldo.

Etiquetas
Comentarios