Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

música

Cuando Nirvana estuvo a punto de actuar en Zaragoza

Este viernes se cumplen 25 años de la muerte de Kurt Cobain, líder de la banda norteamericana que revolucionó la escena musical de los 90.

Kurt Cobain
Kurt Cobain
Archivo HERALDO

Ya ha pasado un cuarto de siglo de la muerte de la desaparición de Kurt Cobain, el cantante y guitarrista del grupo Nirvana, la banda estadounidense que capitaneó el movimiento grunge asociado a la generación X, y que vio como uno de sus máximos exponentes se unía a ese club de los 27, que hasta entonces formaban músicos fallecidos a la edad de 27 años –Brian Jones, Jimi Hendrix, Janis Joplin o Jim Morrison– y dejaba paso al mito. Aquel 5 de abril de 1994, tras un meteórico ascenso a la fama que terminó por llevarle a un camino sin retorno en su adicción a las drogas, el cantante se quitó la vida en su casa de Seattle.

Todavía hoy, la icónica camiseta con el logo de la banda -un ‘Smiley’ colocado- se sigue vendiendo en tiendas, grandes cadenas de moda... y la visten nuevas generaciones, hijas de aquella que encontró en el grunge un referente musical, una suerte de rebeldía al ritmo de ‘Come As You Are’, ‘Smells Like Teen Spirit’, ‘Lithium’, ‘About a Girl’, ‘Rape Me’... canciones que tras el abrupto final de Cobain prevalecen en el olimpo del rock.

Apenas dos meses antes de su muerte, Kurt Cobain había dado dos conciertos junto a los otros dos integrantes de Nirvana, Krist Novoselic y Dave Grohl, en Madrid y Barcelona, en su segunda visita a España. La primera tuvo lugar dos años antes, en 1992, y fue en aquella ocasión cuando Nirvana estuvo a punto de tocar en Zaragoza, aunque finalmente los conciertos pasaron por Valencia, Madrid y Bilbao los días 2, 3 y 4 de julio, respectivamente.

El 11 de enero de aquel año, ‘Nevermind’, su segundo disco, hacía historia al colocarse en el número 1 de la revista ‘Billboard’, cuyo listado forman los 200 álbumes musicales más vendidos de Estados Unidos, desbancando al álbum ‘Dangerous’, de Michael Jackson.

En el mes de mayo, el periodista y crítico musical de HERALDO Matías Uribe daba cuenta de las actuaciones musicales que traería el verano del 92. Entre ellas, se anunciaba como «casi segura» la presencia de Nirvana en la plaza de toros de Zaragoza, en un concierto que el trío de Seattle daría en una fecha entre 1 y el 5 de julio. La empresa zaragozana Vocoder, que dirigía Antonio Tenas, había pasado ya la oferta de aceptación a los promotores españoles y estaba «a la espera de confirmación», recogía Uribe. Nirvana iba a tocar junto a otras dos bandas, –Surfin’ Bichos y Teenage Fanclub–. Sin embargo, la capital aragonesa quedó finalmente fuera de la gira española y Nirvana solo visitó las tres citadas capitales tras su actuación en Estocolmo el 30 de junio.

En los 90, las grandes giras de los grupos del momento pasaban muchas veces de largo por Aragón. De cuando en cuando, las instituciones daban cabida a algunos de los grandes nombres de la música pero sobre todo se conseguía gracias a los esfuerzos de los promotores locales que lograban desviar hacia estas tierras el recorrido de aquellos expresos musicales. Así, se pudo ver a The Ramones en dos ocasiones, en Zaragoza, a Tina Turner, Dire Straits, Sting, Gloria Stefan, Oasis, Smashing Pumpkins, Sonic Youth, The Charlatans, Green Day, The Black Crowes, David Byrne, David Bowie, Bob Dylan, Joe Cocker, BB King, Bruce Springsteen o al mismísimo rey del pop, Michael Jackson, entre otros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión