Despliega el menú
Ocio y Cultura

LITERATURA

Los libros con historia buscan nuevo dueño en Zaragoza

La XV Feria del Libro Viejo y Antiguo de la capital aragonesa se ha inaugurado esta mañana en la plaza de Aragón

Los libreros suben sus persianas en la inauguración de la Feria.
Los libreros suben sus persianas en la inauguración de la Feria.
José Miguel Marco

Los enamorados de los libros más especiales y los ejemplares con más vivencias entre sus páginas ya pueden encontrarse gracias a la XV Feria del Libro Viejo y Antiguo de Zaragoza. Desde hoy y hasta el próximo 14 de abril, el encuentro se celebra en la plaza de Aragón. En sus casetas se pueden encontrar desde ediciones de los siglos XVI o XVII hasta postales antiguas de Zaragoza, pasando por primeras ediciones de Lorca o Sender o libros a 3 y 4 euros.

De todo se puede encontrar y precisamente ahí está la parte interesante de esta feria. "La posibilidad de la sorpresa", como la ha definido esta mañana Túa Blesa, catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Zaragoza.

Blesa ha sido el encargado de ofrecer el pregón de esta feria, ante libreros, transeúntes y representantes políticos como Nacho Escuín, director general de Cultura de la DGA, o Fernando Rivarés, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza. En su discurso, ha reflexionado sobre el origen de la palabra 'libro' y sus descendientes, que han dado lugar a palabras relacionadas con la naturaleza -como 'lub-gort', que en irlandés significa 'jardín'- o con la magia -como 'lybb', que en inglés antiguo significa 'veneno, magia'-.

Túa Blesa inaugurando la XV Feria del libro viejo y antiguo de Zaragoza.
Túa Blesa inaugurando la XV Feria del libro viejo y antiguo de Zaragoza.
José Miguel Marco

Pero igual que sobre el pasado de los libros, también ha hablado sobre su presente en campos como el arte contemporáneo, donde se rompen y se maltratan para dar lugar, finalmente, a una pieza artística. "A veces los libros, a través de su destrucción, nos alertan sobre la verdadera destrucción de los libros", ha añadido en referencia a su olvido o a su empleo para fabricar cartones o pasta de papel.

"Os deseo encontrar ese libro que uno quería comprar, ese milagro. Y si lo encuentra a buen precio, miel sobre hojuelas", ha concluido Blesa, tras lo cual los libreros han subido sus persianas a la espera de que ese "milagro" se produzca en los próximos días.

Etiquetas
Comentarios