Ocio y Cultura

literatura

“Tratamos de vivir en equilibrio en una sociedad desequilibrada”

La escritora Vanesa Montfort regresa a Zaragoza con motivo de la presentación de su nueva novela, ‘El sueño de la crisálida’.

FOTO VANESA
Vanesa Montfort
Heraldo

Desde los 7 años, Vanesa Montfort recuerda que escribía sobre aquella parte del mundo que no entendía. “Era mi forma de digerirlo todo, llevarlo a mi universo y transformarlo en palabras sobre papel”, explica. Así, desde niña supo que algún día escribiría. Hoy, la escritora y periodista barcelonesa dedica su vida a construir historias que emocionen, “porque finalmente son esas las que acaban dejando huella”, añade. Y con esta premisa por bandera, acaba de presentar en la capital aragonesa su último trabajo, la novela ‘El sueño de la crisálida’.

Tras el éxito de ‘Mujeres que compran flores’, su quinta novela que ya va por la vigésimosegunda edición con más de 150.000 ejemplares vendidos en España y 800.000 en el mundo; la autora regresa con una nueva historia protagonizada por mujeres, aunque, advierte, se trata de una historia completamente global. “Trata de dos personas que no estaban destinadas a entenderse, pero gracias al inicio de una conversación accidental en un avión comienzan una profunda amistad”, explica Montfort.

Cuenta la historia de una ex periodista, Patricia –un personaje que, como la propia autora reconoce, presenta varios tintes autobiográficos-, que siente que resucita su espíritu de justicia al conocer la historia de su compañera de viaje, Greta, una exreligiosa colombiana que ha pasado por una dura experiencia por ser considerada una mujer rebelde –al menos en el marco de lo políticamente correcto-. “De repente, se topa con una historia que no se ha contado, sobre la situación de la mujer en la iglesia”, explica.

En este sentido, habla del movimiento internacional denominado #Churchtoo –que recoge el testigo del conocido #Meetoo, y que supone un proceso de salir de esa crisálida en el ámbito de la iglesia. “Viene de ese proceso que está atravesando la iglesia católica de hacer autocrítica y tratar una serie de temas pendientes como la sexualidad, la homosexualidad, la impunidad, y un largo etcétera”, añade. Eso sí, lejos de ser un ataque, asegura que el objetivo es invitar a la ciudadanía a generar un debate en torno a estos temas.

Un relato que, de nuevo, llegaría a la autora gracias a un testimonio real: “los periodistas y escritores tenemos la capacidad de detectar personajes e historias que permanecen escondidas en cualquier lado y, cuando das con ella, se convierte en una obsesión”. Ambos personajes, aunque en ámbitos completamente antagónicos, han sufrido acoso laboral. “La tesis es que todos tenemos una segunda oportunidad en la vida, la opción de renacer, de salir de nuestra crisálida y empezar de cero. Algo que le ocurre a estas mujeres”, añade.

Otra de constantes de la novela es la crítica al ajetreado estilo de vida actual, marcado por nuestra necesidad –o adicción- de hacer algo productivo constantemente. “Tratamos de vivir en equilibrio en una sociedad desequilibrada. Vivimos en una sociedad del malestar, de la prisa, en la que vamos todo el tiempo corriendo detrás de nuestras propias vidas”, señala. Esta y otras reflexiones las recogerá la protagonista de la novela, que decidirá romper con todo para salir de esa “especie de rueda de hámster sin meta ni alivio alguno”.

En su opinión, estamos en una nueva era marcada por lo tecnológico y, cada vez, un menor grado de empatía. “Por eso la historia parte de una conversación entre dos desconocidas, quería reivindicar eso que cada vez se está perdiendo más de hablar con un desconocido en una sala de espera o en un tren o un avión”, resume.

Síndrome de Diógenes digital

Otro de los conceptos que menta Montfort cuando profundiza en esta crítica a la sociedad actual guarda relación con lo que ella denomina Síndrome de Diógenes digital, que no es otra cosa que “esa imperiosa necesidad de acumular fotos y vídeos, y de verlo todo a través de una pantalla en lugar de vivirlo”, reflexiona.

En cuanto a nuevos proyectos, la escritora, muy relacionada con la capital aragonesa gracias al rodaje del largometraje ‘Nuestros Amantes’, de Miguel Ángel Lamata, en la cual fue una de las productoras, o al galardón de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza con su novela ‘La isla sin voz’; en estos momentos se encuentra inmersa en la obra teatral ‘Firmado Lejárraga’, que se estrenará en el Centro Dramático Nacional. La obra, que dirigirá el cineasta aragonés, homenajea a la primera diputada feminista del Parlamento español, y que publicó 90 obras de poesía, prosa, ensayo político, guion y teatro, la gran mayoría de ellas firmadas por su marido.

Etiquetas
Comentarios