Despliega el menú
Ocio y Cultura

Cómic

Sara Soler convierte en viñetas el secuestro de Antonio Pampliega

La dibujante aragonesa presenta este sábado en Zaragoza su novela gráfica 'En la oscuridad'

EnLaOscuridad_03_Color
Sara Soler, junto a Antonio Pampliega, autor de 'En la oscuridad'
Heraldo

En julio de 2015 el periodista 'freelance' español Antonio Pampliega (Madrid, 1982) viajó a Siria con el objetivo de cubrir informativamente la guerra. Era su duodécimo viaje al país de Oriente Próximo y todo parecía indicar que transcurriría como los anteriores. Pero algo cambió de repente. Lo que iba a ser un reportaje sobre los Cascos Blancos se convirtió en un secuestro de casi 300 días (junto a los también españoles Ángel Sastre y José Manuel López) a manos del grupo terrorista Frente al Nusra, filial de Al Qaida en Siria. Las circunstancias de su liberación aún no se han aclarado (fuentes turcas aseguran que España pagó 10 millones de euros) y Pampliega, en cualquier caso, contó su experiencia en el libro 'En la oscuridad' (Ediciones Península). Ahora la obra, que ha sido éxito de ventas, tiene una versión en cómic, y el dibujo ha corrido a cargo de una artista aragonesa, Sara Soler. La dibujante de Barbastro presenta su novela gráfica este sabado en la librería MilCómics de Zaragoza (avenida de San José, 15, 18.00).

"El proyecto surgió a propuesta de la editorial Planeta, porque ese tipo de libros testimoniales no suelen llamarme la atención -asegura Sara Soler-. Les encuentro siempre un tono demasiado 'amarillista'. Nada más empezar a leerlo me sorprendió porque, al contrario de lo que pensaba, lo que me encontré fue un relato muy humano, en el que el protagonista muestra sus debilidades y no se dibuja como un superhéroe ni hace ningún tipo de locura".

Y aceptó el encargo. En su versión gráfica, 'En la oscuridad' es un libro de 96 páginas, 75 de ellas dibujadas, que incluye también diverso material de los autores. “No esperéis encontrar en esta novela gráfica a un héroe -escribe Pampliega-. Ni siquiera a un luchador o a una persona a la que admirar. Porque no lo fui, ni, a día de hoy, lo soy. Os vais a topar con un tipo corriente. Que se pasaba el día llorando; que acabó perdiendo toda esperanza por salir de aquel agujero. Pero que, gracias a esta experiencia traumática, consiguió encontrarse consigo mismo”. Según el periodista, Sara Soler “ha sabido plasmar todo esto con una maestría increíble”, de manera que “en cada trazo, en cada dibujo, se percibe esa angustia que me acompañó durante todo mi secuestro”.

montaje
Portada y página interior de 'En la oscuridad'
Heraldo

Pero él no ha supervisado la novela gráfica. "Mi trabajo ha sido totalmente libre -subraya Sara Soler-. Antes de empezar a dibujar tuvimos un encuentro en la editorial que ha sido muy importante, porque me contó su experiencia casi mejor que como lo hace en su libro. Me pasó además mucho material gráfico que necesitaba, como fotos del antes y del después, porque sufrió un importante cambio físico durante su secuestro".

Uno de los aspectos más destacados del álbum es su grafismo. Soler no ha tenido que renunciar a su estilo. "Me decanté por una portada en blanco y negro para subrayar el concepto que trasmite el título y, también, porque el blanco y negro tiene una potencia tremenda -apunta-. Pero he introducido también los grises, que en algunos casos me ayudan a separar los planos".

Libertades, respecto al original, se ha tomado pocas. "No las necesitaba. Quería que la novela gráfica fuera fiel al libro original, porque la historia de Antonio estaba ya muy bien contada en sus páginas. Hay muchos diálogos cogidos literalmente del libro y, aunque cualquier adaptación requiere cambios, en general he sido muy fiel al original. Si acaso puedo destacar algo, es que he 'recortado' el número de escenas de palizas".

Sus principales referencias visuales vienen del mundo de los dibujos animados, aunque para este proyecto se ha inspirado más en los trabajos de Paco Roca, Keko y Altarriba. Aunque algunos bocetos y personajes los ha dibujado a la manera tradicional, prácticamente todo el cómic ha ido gestándose en su ordenador. "La informática te permite trabajar más rápido y sin temor a equivocarte. Si cometes errores, los cambias; si cambias de opinión en algo, te cuesta muy poco corregirlo", asegura.

Sara Soler (Barbastro, 1992) es una de las dibujantes españolas de mayor proyección internacional. Reside actualmente en Barcelona, donde se instaló cuando comenzó sus estudios de Bellas Artes y el curso de Arte Gráfico de la Escola Joso. Su carrera despegó en 2017, cuando ganó la segunda ronda de la beca ‘Carnet Jove’, la cual le permitió publicar el año pasado su primera obra, ‘Red & Blue’. Ahora, tan solo unos meses después, compagina trabajos para Estados Unidos y España. Su firma aparece en títulos como ‘Dr. Horrible Friends Forever' (Dark Horse) o ‘Primavera Graphic Sound’ (Norma Editorial). "Todo ha ido muy rápido -confiesa- porque mi primer cómic es de hace un año y ya tengo bastantes proyectos en marcha en Estados Unidos. Trabajo no me falta, afortunadamente".

Etiquetas
Comentarios