Ocio y Cultura

Televisión

El zaragozano Ángel Cortés pasa a los 'Directos' de 'La voz'

Paulina Rubio eligió al tenor policía, que cantó junto a Andrés Balado una versión de 'You are so beautiful'

Ángel Cortés
Andrés Balado y Ángel Cortés, ayer, durante la 'Batalla final' de 'La voz'
Heraldo.es 

Lo decía Paulina Rubio durante los ensayos de la 'Batalla final' de 'La voz'. "Sus voces son como el agua y el aceite". Se refería a las de Andrés Balado y el zaragozano Ángel Cortés, que este lunes se enfrentaron en el popular 'reality' de Antena 3 interpretando una particular versión del tema 'You are so beautiful', que popularizó Joe Cocker. El dúo/enfrentamiento de la noche, con el que se abrió la gala, se saldó con victoria del tenor aragonés, que pasa así a los 'Directos' del programa, fase en la que ya solo quedan 16 concursantes.

La polémica ha estallado en las redes entre los partidarios de Ángel Cortés y los de Andrés Balado, una voz rockera y desgarrada, más cercana a la de Joe Cocker, y que muchos veían como finalista e incluso ganadora final del concurso. El informático gallego de 47 años se había ganado al público en los cástin a ciegas con una versión del 'Purple Rain' de Prince. Al final, Paulina y su ayudante, Antonio José, eligieron a Ángel Cortés.

El tenor nació en Zaragoza en 1980 y actualmente está destinado en la Jefatura Superior de Aragón. Aunque se inició en el canto a los 14 años, ha sido en los últimos seis, y participando en numerosos actos oficiales de la Policía Nacional, cuando ha logrado mayor fama. El llamado 'tenor de la Policía Nacional' ha participado ya en más de 200 representaciones íntegras de zarzuela y ópera.

La noticia de su pase a una nueva fase del programa fue recibida ayer con alegría en las redes sociales por los cientos de seguidores que tiene. Y también por su actual profesor, el contratenor Sergio García. "Estoy muy contento; por él, sobre todo, porque la inmensa vocación que lleva dentro se está destapando en toda su extensión. Como persona es estupendo y, como profesional, está estudiando un montón".

Sergio García no quiere arrogarse ningún mérito en la trayectoria de su pupilo, pero podría decirse que él lo 'descubrió'. "Lleva 14 años cantando y yo lo conocí hace 12, antes de que entrara en la Policía -relata-. Por mediación de una amiga lo escuché cantar una romanza de 'Los gavilanes'. Era barítono, pero todavía estaba desarrollando la voz.... Lo que yo vi en él fue un tenor lírico ligero, una voz difícil porque siempre está en la cuerda floja, haciendo agudos. Le di una tarjeta y se puso en contacto conmigo. Lo primero que preparamos juntos fue 'Por el humo se sabe dónde está el fuego', la romanza de 'Doña Francisquita'. Nos fuimos juntos a Madrid, a que lo escuchara Pedro Lavirgen'.

Y empezó a tomar clases con el tenor cordobés. Pedro Lavirgen ha tallado el diamante de su voz durante los últimos años y es responsable en buena parte de lo que hoy es Ángel Cortés.

El tenor ingresó en la Policía, estuvo destinado unos años en Cornellá y, ya de vuelta a Zaragoza, volvió a ponerse en contacto con Sergio García. "Ya había superado los cástines  del programa de televisión. Su voz tiene una calidad extraordinaria, aunque le va a exigir trabajar muy duro a lo largo de toda su vida. Tiene que cuidar muy bien el repertorio que elige porque, si se equivoca, la voz se le va a ensanchar y oscurecer. Es una voz del estilo de la de Camarena, con gran limpieza y tonicidad muscular, pero delicada. Este tipo de voces, tan luminosas y cristalinas, son muy delicadas. Pero podría cantar óperas de Bellini, Donizetti o Rossini en cualquier teatro del mundo".

Sergio García cree que Ángel Cortés puede llegar aún más lejos. "No me extrañaría que se metiera en la final, aunque no sea un programa para cantantes líricos. Le auguro muy buenas expectativas, tanto dentro del programa como después, cuando acabe. Deberá seguir trabajando mucho pero, esforzándose, haciendo audiciones, saliendo a Italia o a Alemania, podrá tener una buena carrera. Él no solo canta bien, es muy artista".

Etiquetas
Comentarios