Despliega el menú
Ocio y Cultura

EXPOSICIÓN

Miguel Navarro Centelles, una vida entre la publicidad y la pintura

El Museo Pablo Gargallo recupera y pone en valor la trayectoria creativa del turolense Miguel Navarro Centelles con una exposición que puede visitarse hasta finales de mayo.

publi1
Una de las obras de Miguel Navarro Centelles
Heraldo

Miguel Navarro Centelles (Torrevelilla, Teruel, 1923-Zaragoza, 2016) fue, básicamente, un gran dibujante. Lo fue cuando la mayor parte de sus esfuerzos creativos se los llevaba la publicidad (entre los años 50 y 70 del siglo pasado), y también cuando, una vez jubilado, se centró en su vocación pasional, la pintura. Ambas facetas se recogen ahora en una exposición en el Museo Pablo Gargallo de Zaragoza, ‘Miguel Navarro Centelles. Dibujante comercial con vocación de pintor’.

La muestra, que puede visitarse hasta el 26 de mayo, reúne dibujos publicitarios y pinturas figurativas realizados por el artista a lo largo de su vida. Fueron donados por dos de sus hijos al Ayuntamiento de Zaragoza que, al tiempo que los inventariaba, decidió mostrarlos al público. La especialista Josefina Clavería se ha ocupado de documentar las piezas, que también han sido estudiadas por Gabriel Anadón y María Fabo.

publi2
Obra de Miguel Navarro Centelles
Heraldo

«Manejaba el dibujo académico como pocos artistas de su época -asegura Clavería-. Hay que tener en cuenta que la publicidad de los años 50 y 60 era casi toda dibujada, y por eso él, con su gran dominio técnico, tenía garantizados los trabajos y apenas paró».

Decorador de establecimientos

El conjunto que se ofrece al público consta de más de medio centenar de dibujos artísticos y publicitarios y una veintena de pinturas. Es una selección muy representativa de una obra extensa, producto de las dos actividades que de forma vocacional o profesional ocuparon su vida: la artística y la publicitaria. Ambas pertenecen a mundos creativos aparentemente distintos, si bien en este caso están más próximas de lo que pudiera parecer a simple vista.

Publicidad creada por Miguel Navarro Centelles
Obra de Miguel Navarro Centelles
Heraldo

Navarro Centelles se estableció en Zaragoza después de la Guerra Civil, se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios y perfeccionó su dibujo en el Estudio Goya. Entre 1940 y 1947 trabajó con el pintor José Codín en la decoración de establecimientos emblemáticos, como el café Ambos Mundos, el Teatro Principal o la iglesia de Cogullada. Codín era el pintor decorador más importante de la capital aragonesa, y con él tuvo la oportunidad de pulir su arte.

En el 47 pasó a la agencia de publicidad Suma y, tras un periodo en Madrid (1948-50), como copista del Prado y dibujante vespertino, regresó a Zaragoza. Hacia 1953, después de haber colaborado con Bayo Marín o Luis Mata, entró en contacto con la agencia Fontán Publicidad, con quien trabajó hasta su cierre en 1973. Fueron dos decenios de intensa actividad, que están bien representados en la muestra.

Luego, con Vicente Salueña, fundó la agencia MYA. Gran parte de su trabajo en esta época era totalmente efímero, porque pintaba anuncios en las vallas que cercaban las obras de un edificio y estas desaparecían, lógicamente, al concluir su construcción. Pero eran sus obras más admiradas porque se ubicaban en lugares estratégicos de la ciudad.

Un apasionado del color

Tras jubilarse en 1975 se centró plenamente en la pintura, a la que había dedicado todo su tiempo libre. Se movió siempre dentro de los límites del arte figurativo clásico, con especial predilección por paisajes, desnudos y bodegones. El Bajo Aragón, en su marcado colorido de nieve blanca, verdes prados y áridos ocres, siempre sedujo sus pinceles. Y en sus paletas optimistas, vitales, había también mucho respeto y amor por su tierra natal. «Aragón debe despertar de su letargo y retener la juventud que despunta y promete, para no seguir con el goteo de artistas que escapa a otras comunidades -escribió en su web-. También Aragón debe dejar de esconderse, debe perder su timidez provinciana, trabajar para poder competir, mostrar y exportar su arte y no perder nunca la inspiración que esta tierra y estas gentes han dado siempre tantos artistas durante su historia».

publi4
Siempre vivió la pintura como una gran pasión.
Heraldo

Junto a la obras expuestas, la muestra permite ver un documental en el que se entrevista a José Luis López Velilla, colega profesional y amigo de Miguel Navarro Centelles.

Etiquetas
Comentarios