Despliega el menú
Ocio y Cultura

Planes imprescindibles para disfrutar en familia de la provincia de Huesca

Recorrer este territorio con niños es muy fácil, ya que hay multitud de opciones para conocer su naturaleza, su cultura y su patrimonio. 

Vistas del interior del Planetario
Vistas del interior del Planetario

Como indica el propio eslogan turístico de la provincia, Huesca es pura magia, un paraíso natural donde naturaleza y patrimonio conviven en armonía. Su cercanía a los Pirineos, la frontera natural con Francia, hace del territorio el lugar ideal para practicar deporte en la naturaleza y para realizar senderismo pues, entre otros enclaves, el parque de Ordesa y Monteperdido es una visita obligada para los que hasta allí se acerquen. Sin duda, Huesca es una buena opción para un viaje con niños. Estos son algunas de las propuestas familiares disponibles en la provincia oscense.

Propuestas familiares en la provincia oscense

Lacuniacha
1

Un día entre animales en Lacuniacha

Para disfrutar de los animales en plena naturaleza pero con seguridad de que se van a dejar ver, lo más acertado es acercarse hasta este parque faunístico. A lo largo de su recorrido de 4 kilómetros (apto para hacer con niños pues es muy ameno), se podrán observar animales como ciervos, sarrios, bisontes europeos, jabalíes,caballos, ardillas, etc..., así como un espacio educativo con sus huellas y otras de sus características. Está abierto todos los días del año, aunque varía sus horarios dependiendo de la temporada.

Títeres del Museo de Abizanda
2

Visitar la casa de los títeres de Abizanda

Los Titiriteros de Binéfar son unos de los artistas más conocidos de la Comunidad ya que, con sus historias sobre los escenarios, han entretenido a diferentes generaciones. Su casa oficial está en Abizanda, una localidad del Sobrarbe desde donde parten muchas excursiones. Allí han montado su propio teatro y donde, además, han diseñado un museo con marionetas de todas las partes del mundo. Se trata de una exposición donde estos objetos se pueden tocar, por lo que los más pequeños pueden jugar con ellas. Abre en determinadas épocas, por lo que es recomendable consultar sus horarios.

Las familias con niños llenaron la plaza de la Judería.
3

Disfrutar de las propuestas infantiles de los festivales

El territorio oscense es uno de los más productivos en lo que a festivales de verano se refiere. Estas muestras cuentan con una nutrida programación para el público infantil y familiar. Destacan el Festival Imaginaria (junio); Acambalachous; el Jacetania Circus (julio); el Festival de Teatro de títeres de Aragón: País de Moñacos, que tiene lugar en la Casa de los Títeres de Abizanda (julio) o la sección infantil de Pirineos Sur. Las artes escénicas, el circo, los títeres y, en definitiva, la cultura conforman la programación de estas citas. 

Foto de archivo del Espacio 0.42 de Huesca, ubicado en el parque tecnológico Walqa.
4

Observar el cielo en el planetario de Huesca

Muy próximo a la capital oscense se encuentra el planetario, un lugar donde aunar entretenimiento y aprendizaje. Allí se pueden descubrir los misterios de la astronomía y observar las estrellas, las constelaciones, y hasta algún planeta. Por ello, es una gran opción para despertar el espíritu científico en los más pequeños. Todas las visitas son guiadas con hora y, además, realizan jornadas especiales, actividades y eventos, por lo que es recomendable consultar los horarios. 

Los Danzantes, durante el tradicional acto de las fiestas de San Lorenzo
5

Ir en busca de los danzantes

La capital oscense ha creado un juego de pistas para fomentar el turismo familiar cuyos protagonistas son unas figuras muy conocidas en la ciudad: los danzantes que, para las fiestas de San Lorenzo, ofrecen sus dances a todo el público. Con esta gincana se pueden descubrir los principales monumentos de Huesca. Para realizarla, hay que solicitar un mapa en la oficina de turismo y descargarse una aplicación en el móvil que propone recorrer el casco antiguo en busca de doce placas.

Un rebaño de ovejas en el Pirineo aragonés
6

Realizar un oficio con animales por un día

 En la provincia de Huesca son varios los lugares donde se puede aprender el oficio de granjero. Granja Ventura, con animales y atracciones infantiles, Los mundos de Panta, una granja escuela cerca de Huesca, y Un día en la granja, en un auténtico caserío en Santa Cruz de la Serós son dos de las opciones. También en Sabiñánigo se encuentra la Borda de Pastores, un entorno donde convertirse en pastor por un día y donde visitar el museo del ovino.

La cueva de Las Güixas recibe 30.000 visitantes al año.
7

Disfrutar, aún más, de la naturaleza

Visitar la cueva de las Güixas en Villanúa, realizar una excursión al mirador de Revilla para observar a los quebrantahuesos, acercarse hasta el dolmen de Tella o adentrarse en los muros del castillo de Loarre son otras de las opciones que no hay que dejar pasar en la provincia de Huesca. Para descubrir el paisaje de la Partacua se puede subir a bordo de un tren, cuya salida se sitúa en Tramacastilla de Tena. La excursión, disponible de junio a octubre, tiene una duración de 2 horas y cuarto aproximadamente y cuenta con una audioguía para aprender durante el trayecto. .

Etiquetas
Comentarios