Despliega el menú
Ocio y Cultura

Joaquín Berges, el arte de hacer reír y emocionar a través de sus novelas

El escritor zaragozano ha publicado este año su quinta novela y ya está preparando la sexta.

La consejera de Cultura, Mª Teresa Pérez, con Joaquín Berges.
La consejera de Cultura, Mª Teresa Pérez, con Joaquín Berges.
M. S.

Persona inquieta desde muy pequeño, Joaquín Berges, Premio Letras en la I edición del Premio Artes&Letras de HERALDO DE ARAGÓN, encontró en la escritura el mejor antídoto y la mejor terapia para sus noches de insomnio. Y sus escritos fueron adquiriendo forma, hasta el punto de que, hoy en día, este escritor zaragozano se ha convertido en un referente para los miles de lectores que se zambullen en sus historias y disfrutan de esa perfecta combinación entre el humor y las emociones que se refleja en sus libros.

"Mis libros son novelas contemporáneas, que hacen reír y a la vez emocionan,un contraste que me permite acercarme a los lectores y que ellos disfruten con mis obras", señala Joaquín Berges.

Para Berges, lector empedernido, de vocación temprana, este reconocimiento es motivo de gran satisfacción porque "es el primero de estos premios que se entrega y el hecho de que el jurado se haya acordado de mí es muy gratificante. Siempre se dice que nadie es profeta en su tierra, pero este galardón demuestra todo lo contrario", matiza.

Un premio con el que se ha querido reconocer la trayectoria de este escritor, que comenzó su andadura en el mundo de las letras en junio de 2009 cuando publicó su primera novela, 'El Club de los Estrellados', elegida como mejor ópera prima en castellano en el Festival du Premier Roman celebrado en Chambéry (Francia). Le siguieron 'Vive como puedas', 'Un estado del malestar', 'La línea invisible del horizonte', y 'Nadie es perfecto', su último trabajo, publicado este año, un divertimento literario que transcurre en una mansión inglesa.

En estos momentos, está inmerso en su sexta novela, porque, como el mismo asegura, "he vuelto a dejar de dormir por las noches, aunque en esta ocasión, la culpa es de mi mascota, un erizo africano, que se llama Zack, y que se pega toda la noche dando vueltas".

Ir al suplemento Premios Artes & Letras

Etiquetas