Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El Pescao: "Estoy volviendo a mi guitarra, a un estilo más Green Day"

El cantante David Otero se subirá este sábado al escenario del monasterio de Veruela.

El Pescao, en una foto de archivo.
El Pescao, en una foto de archivo.
OLIVER DUCH

El cantante David Otero, conocido como 'El Pescao' y exintegrante de El Canto del Loco, está inmerso en la composición de su próximo disco, en el que recuperará un sonido más "guitarrero", mientras interpreta por el mundo su último álbum en solitario, 'Ultramar', que se oirá esta semana en el monasterio cisterciense de Veruela (Zaragoza).

Después de tocar en ciudades españolas y países de Latinoamérica, El Pescao actuará el 22 de agosto en un lugar "único" en España, en el monasterio de Veruela, una abadía cisterciense del siglo XII ubicada a las faldas del Moncayo, en la provincia de Zaragoza.

"Es la primera vez que toco en un sitio de estas características, en un claustro; es un lugar donde no se suelen dar conciertos de pop y me apetece muchísimo", ha apuntado el músico David Otero (Madrid, 1980).

Lo hará después de que cantantes de la talla de Julieta Venegas y Pitingo hayan actuado también este verano en este monasterio, en el marco del Festival de Música Viva de Veruela, organizado por la Diputación de Zaragoza.

Para adaptarse a este singular escenario, al interior de la iglesia del monasterio, el cantante mantendrá el estilo de sus conciertos, pero con ciertos ajustes, debido a las condiciones acústicas del lugar.

Sin que llegue a ser un concierto acústico, rebajará la intensidad de la percusión, para conseguir un sonido más suave, que no retumbe demasiado. "Será algo intermedio, entre el acústico y el rock", ha matizado quien fuera el guitarrista y compositor de El Canto del Loco.

Y mientras sigue tocando las canciones de su último álbum, David Otero ha empezado a componer nuevas canciones para su próximo disco, siguiendo con su intensa carrera en solitario tras la disolución de El Canto del Loco, en 2009.

"Por ahora, son sólo bocetos que no sé dónde acabarán, pero en los que estoy recuperando sonidos de guitarra que en Ultramar no están tan presentes", ha comentado.

Confiesa que en su anterior álbum, financiado por él mismo al ciento por ciento, se dejó guiar por su productor, Max Dingel, conocido por producir a bandas internacionales como 'Muse', y cambió "un poco" su forma de entender y tocar la guitarra.

"Ahora estoy volviendo a mi guitarra, a un estilo más Green Day, un poco más cuchillo y estoy componiendo desde ahí, porque de momento es lo que me llama", ha resaltado.

Y lo está haciendo desde Madrid, sin refugiarse en un lugar alejado para componer como hizo durante un año en Buenos Aires, una ciudad que siente como suya, para dar vida a 'Ultramar'.

Por ahora, no tiene claro cuándo verá la luz su próximo disco, ni si lo producirá él mismo como hizo con el anterior embarcándose en un proyecto que le ha hecho plantearse "muchas cosas".

Ha sido una experiencia positiva, aunque llena de "contradicciones", con sus "pros y sus contras", que le ha llevado a no pensar tanto en las expectativas sino a disfrutar de cada momento y concierto y eso ha sido una "satisfacción extra".

"Aunque haya sido más difícil llegar a más gente, lo bonito es que llevamos muchos conciertos desde que arrancamos, cerca de 60 en un año, y, al final, es con eso con lo que te quedas, con que me ha dado la oportunidad de tocar mucho", ha precisado.

Por ahora, no sabe si repetirá la experiencia de autogestionar su próximo disco, porque, según él mismo ha reconocido, muchas discográficas le están tirando "la caña al pescao", después de que su primer trabajo en solitario 'Nada Lógico' consiguiera ser disco de oro, con 30.000 copias vendidas

De su carrera en solitario, ha asegurado que no puede quejarse, porque es "muy difícil" vivir de la música y se muestra sorprendido también por la acogida que está teniendo en países latinoamericanos como México, donde ha actuado este año por primera vez.

"México es súper sorprendente, porque allí apenas había sonado mi música y la acogida fue bestial, con tres "sold out" seguidos -entradas agotadas-. No me lo esperaba para nada", ha señalado.

La relación que tiene David Otero con América Latina parecer ser "recíproca", ya que reconoce ser "fan" del pop que se hace al otro lado del Atlántico.

Escucha música de artistas de Argentina, Chile y México, compuesta por grupos que no llegan hasta España y que son "increíbles", y, por ello, anima a la gente a escucharlos, si quieren "influenciarse de otro rock en castellano".

Y entre la intensa gira de conciertos y fiel a sus gustos, David Otero ha sacado también tiempo este verano para hacer lo que más le gusta después de la música: hacer surf. "He surfeado cada uno de los quince días que ha estado de vacaciones", ha añadido.

Por último, a la pregunta obligada de si volverá El Canto del Loco, Otero responde que es una cuestión sin "respuestas", porque, aunque "nadie puede cerrar las puertas al destino" por ahora no está en sus cabezas. "Lo mismo puede ocurrir como que no", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión