Ocio y Cultura
Suscríbete

Borja Cobeaga, guionista de 'Ocho apellidos catalanes': "Nos van a machacar"

"La primera parte era muy blanca, pero tenía unos destellos provocativos que se repiten en la segunda".

Cobeaga ha asegurado que tal y como le han comentado, esta película no es una comedia sino que es realista
?Borja Cobeaga destaca la sensación de liberación por crear 'Negociador'
Efe

Borja Cobeaga, coguionista de la película más taquillera del cine español, 'Ocho apellidos vascos', está convencido de que la esperada secuela de la cinta 'Ocho apellidos catalanes', que llegará a los cines el próximo 20 de noviembre, va a ser más que escrutada: "Nos van a machacar", ha dicho.

"Una película como 'Ocho apellidos vascos', que se ha visto tanto y se ha amado y odiado tanto, y a partes iguales, ha generado tanta espectación para esta segunda parte que seguro que nos machacan", ha señalado entre risas y veras el guionista, autor junto a Diego San José, de los guiones de las dos cintas.

Cobeaga, que participó en el curso 'Sociedad y cine español desde la Transición' que organiza la Universidad Complutense de Madrid en el Euroforum de El Escorial, afirmó que el guion de la segunda parte es, en su opinión, más divertido que el de la primera.

"Me gusta más", ha asegurado el director de 'Pagafantas'(2009), 'No controles' (2010) y 'Negociador' (2014), y ha añadido que confía en que las incorporaciones de actores catalanes como Rosa María Sardá y Berto Romero, que ve muy apropiadas, estén al nivel de los protagonistas que repiten: Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi.

Durante su intervención ante los alumnos, Cobeaga desveló que Telecinco Cinema, productora de ambas películas, les pidió a los guionistas que fueran pensando en segunda parte mucho antes de saber que la película sería el rotundo éxito que fue, por lo que el esqueleto no se "contaminó" a posteriori.

"La primera parte era muy blanca, pero tenía unos destellos provocativos que se repiten en la segunda; igual que la política vasca estaba como telón de fondo en la primera, en esta también lo va a estar", ha asegurado, a pesar de que su estreno se separe apenas un mes de los comicios catalanes.

Respecto a cómo esperan que encajen los catalanes las bromas sobre sus cosas, el escritor ha dicho que "nunca" ha entendido "la reflexión de que hace falta un carné para hacer chistes sobre determinadas cosas".

"Pero como dice Emilio Martínez Lázaro (el director de ambas cintas), ésta película es más vasca que la primera en el sentido de que no es una película sobre catalanes -ha apuntado- sino sobre la percepción que tenemos los vascos de los catalanes".

Y Cobeaga, que ahora reside en Barcelona, asegura que no se ha parado a pensar en el sentido del humor de unos y otros pero sí le preocupaba que "la gente pensara que haríamos bromas sobre lo agarrados que son, y justo eso no lo hemos potenciado porque nos parece lo más obvio".

"Lo que sí hemos querido destacar es el pique actual y evidente entre catalanes y vascos por ver quién es más nacionalista, porque antes lo vasco era lo que copaba las portadas de los periódicos, pero ahora está totalmente desplazado (a favor de los catalanes) y eso les genera cierta envidia", comenta.

Nadie del gobierno catalán ha visto nada del guion ni ha pedido verlo, afirma Cobeaga, aunque tampoco le preocupa, dice, porque "se trata de una película que casi se publicita sola, esa era una de las cosas buenas que vimos, que iba a generar expectativa".

"Habrá mucha gente que vaya a verla porque le haya gustado la primera y que espere que esta le guste porque le gustó aquella", agrega Cobeaga, quien no obstante ha puntualizado que si 'Ocho apellidos catalanes' consigue la mitad de espectadores que la primera entrega sería "un exitazo brutal".

Y ha añadido que, si la primera está más próxima a comedias como 'El padre de la novia' o 'Bienvenidos al norte', ésta segunda va más en la línea de "La novia de mi mejor amigo".

Cobeaga confesó a los asistentes al curso que 'Ocho apellidos..' nunca hubiera existido sin el antecedente del programa de la ETB "Vaya semanita"; que en un principio la película se iba a llamar "Perdiendo el norte", pero el título ya existía (de hecho, se estrenó hace poco) y que la crisis, que retrasó el rodaje, sirvió para darles tiempo a que el guion estuviera perfectamente perfilado. 

Etiquetas