Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

El 250 aniversario de La Misericordia "marcará un antes y un después"

Talavante, el Juli o Perera son solo parte del elenco de figuras encargadas de devolver la ilusión.

Plaza de toros de la Misericordia
El 250 aniversario de La Misericordia "marcará un antes y un después"
Heraldo

Devolver la ilusión por los toros a Zaragoza. Ese es el difícil reto que se ha propuesto la UTE compuesta por Simón Casas, José Cutiño y Enrique Patón, que desde el pasado mes de febrero regenta el coso de 'La Misericordia', plaza de dilatada tradición taurina que en los últimos años ha sufrido la mala gestión de varios de los empresarios que han estado a su cargo. 

Para ello, los tres empresarios han centrado todos sus esfuerzos en conformar una Feria del Pilar con presencia de un importante elenco de figuras del toreo. "A falta de oficializar los carteles, que se presentarán el 5 de septiembre, los acuerdos con los mejores diestros del panorama están prácticamente cerrados", asegura José Cutiño, añadiendo además que "Ponce, Perera, Manzanares, el Juli o Talavante serán algunos de los encargados de devolver a Zaragoza al lugar que merece".

Tras una “satisfactoria” primera toma de contacto con la afición zaragozana durante la pasada Feria de San Jorge, esta terna de empresarios confía en que la Feria del Pilar, histórico epicentro torerístico aragonés, sirva para terminar de estrechar lazos con el respetable y se consiga volver a llenar los tendidos.

El momento de transición que vive La Misericordia coincide con el 250 aniversario de su creación, y esa es otra de las razones por las que sus nuevos administradores desean “marcar un antes y un después en la historia de la plaza”, presentando una Feria equiparable a los recintos de primera categoría, que sirva como punto de inflexión para “devolver al albero zaragozano al escalafón del que nunca debió salir”.

Sin lugar a dudas, una fórmula infalible hubiese sido la contratación de José Tomás como rey midas de la feria, pero eso no depende de empresarios, contratos o dinero, sino del 'interior' de un maestro que ha decidido torear con cuentagotas y en los lugares más insospechados. “Intentamos por todos los medios convencerle para que viniera, pero ha sido totalmente imposible”, lamenta Cutiño, añadiendo que “su presencia podría habernos aportado mucho por todo lo que significa y lo que atrae”.

Quienes sí estarán presentes serán los toreros aragoneses. El público zaragozano, como el de tantas otras plazas, siempre se entusiasmó con los triunfos de los 'suyos' en 'La Misericordia', hecho que no ha pasado inadvertido entre quienes buscan satisfacer al máximo sus pretensiones. “Aunque por el momento solo podemos confirmar el nombre de Paulita, queremos aumentar la presencia de toreros de la tierra y hay otros nombres encima de la mesa", confiesa Cutiño. 

Toreros aparte, y atendiendo al dicho que advierte de que “sin toros no hay fiesta”, las negociaciones con las ganaderías que se adecúan al tipo de lidiadores previstos avanzan de forma correcta. “Traeremos toros acordes a las figuras y a la importancia del coso. Por el momento podemos asegurar la presencia de ejemplares de Parladé, Victoriano del Río y, por supuesto, Victorino Martín”.

Etiquetas