Despliega el menú
Ocio y Cultura

La muestra de cine más pequeña, bajo la luna del pirineo aragonés

La Muestra de Cine de Ascaso se celebrará por tercer año consecutivo entre el 26 y el 30 de agosto. La organización ya tienen todo listo para su transcurso.

Lugar donde se celebra el festival
La muestra de cine más pequeña, bajo la luna del pirineo aragonés

Ascaso es una aldea pirenaica semiabandonada desde el siglo pasado. Colgada en la ladera meridional del Monte Nabaín, cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, a penas aloja seis casas –todas rehabilitadas-, una iglesia y varias bordas alineadas en torno a su plaza y su única calle. Solo dos familias: tres hermanas y una madre con su hijo, viven en ella durante todo el año. En verano llegan a superar la decena. Aunque, a finales de agosto, son hasta un centenar las personas que se concentran allí por amor al arte. Al arte, o al cine independiente. Y es que desde hace tres años, Ascaso organiza una de las muestras cinematográficas más pequeñas del mundo.

Este año alcanza ya su tercera edición y aunque no llegará hasta el mes que viene, la organización ya tiene casi todo listo. 

En las largas tardes de invierno, poco se puede hacer en Ascaso. “A eso de las seis de la tarde puedes bajar a dar una vuelta por Boltaña, ver la tele, leer, escuchar la radio… o ver películas”, apunta Miguel Cordero, quien tiene rehabilitada una de las casas de la pequeña localidad, aunque solo reside allí durante el verano. Y en aquellas tardes y de su pasión por el cine, compartida con otros amigos –algunos por obligación-, nació la idea de montar ‘La Muestra de Cine de Ascaso’, el festival cinematográfico más pequeño del mundo. “Y cuando decimos pequeño, es porque no queremos que se haga grande. Tampoco queremos ser competencia de nadie, tan solo queremos ser un refugio donde actores, directores y amantes del cine vengan a relajarse y disfrutar”, explica Cordero. “Cuando pensamos en la idea de montar algo tuvimos claro que queríamos que fuese lo más pequeño del mundo”, subraya el codirector de la muestra. 

“Algunas personas hemos vuelto a recuperar las casas y, con ello, la vida del pueblo. Creemos que esa revitalización no solo debe ser desde las fachadas hacia dentro. También hay que encontrar nuevos espacios de convivencia para los vecinos de Ascaso y las gentes de las cercanías. Si los grandes festivales son encuentros del público con sus estrellas, Ascaso es el lugar idea para ver cine bajo uno de los cielos más estrellados”, asegura Cordero. 

Empezaron con cuatro o cinco largometrajes que algunos directores les dejaron para la ocasión y los proyectaron sobre la pared de una vieja borda. Sin embargo, la experiencia gozó de éxito, y los organizares se animaron a ir más allá. El año pasado hicieron un campaña de mecenazgo a través del cowfounding, y con los casi 5.000 euros que recaudaron consiguieron arreglar los tejados de aquella borda y construir una pequeña salita de cine con capacidad para 25 personas. Sigue faltando la electricidad. Se sirven de placas solares y alimentan el proyector con un motor de gasoil –pero las películas se ven en blue-ray, “paradojas de la vida”. Por eso, desde la organización también quieren llamar la atención de las Administraciones Públicas, “para que vean que en pueblos como Ascaso, donde solo quedan dos familias se pueden hacer cosas –incluso han pasado actores con una Palma de Oro- y no deberían dejar morir a ningún núcleo de población como el vecino Ainielle u otros cercanos”, critican. Se estrena ‘Clásicos Ascaso’

En la tercera edición de este microfestival de cine independiente se proyectarán cinco largometrajes y un corto. Además, para aprovechar las horas de luz, en la pequeña sala de cine que rehabilitaron el año pasado se proyectarán otra decena de cortometrajes y dos largos. 

Inaugurará la muestra el documental de Lois Patiño ‘Costa da Morte’, el día 26. El miércoles 27, tras una sesión de cortometrajes se proyectarán ‘Raíces y Clamor’, de la joven saharaui Ebbaba Hameida y ‘Al nace el día’, del serbio Goran Paskaljvic. 

El jueves, inaugurarán una nueva sección ‘Clasicos Ascaso’ con proyección de clásicos remasterizados en pantalla gigante. Y el viernes, tras otra sesión de cortos, el director David Valero presentará su película ‘Los increíble’. El sábado habrá sesión de cine de animación para niños y padres con ‘’El Día de las Cornejas’, de Jeas-Christophe Dessaint. Y por la noche, fin de fiesta con la recién estrenada ‘Stella Cadente’, de Luis Miñarro. 

“Este año esperamos que salga igual de bien y que la muestra se consolide porque lo que aquí se ve es un cine muy difícil de ver, que ni siquiera salas de cine de Zaragoza u otras ciudades han proyectado”, apunta Cordero. De momento, aunque la muestra no aspira a crecer en Ascaso, ya se ha convertido en el germen de algo más grande. Y es que gracias a esta iniciativa se ha creado recientemente una red de festivales pequeñitos, a la que ya pertenecen 17 municipios españoles. 

Etiquetas