Despliega el menú
Ocio y Cultura

La viuda de Salvador Victoria dona 70 obras al museo Pablo Serrano

Las obras abarcan 30 años de creación, desde el regreso del pintor a España hasta su muerte.

Museo Pablo Serrano
El Pablo Serrano completa su metamorfosis y abrirá al público la segunda quincena de marzo
ESTHER CASAS

Hace 20 años moría de forma prematura el pintor Salvador Victoria, máximo representante de la abstracción lírica española. Su viuda ha donado ahora al Museo Pablo Serrano de Zaragoza una colección de 70 obras, que formarán parte de la exposición homenaje más importante de este aniversario.

La donación, procedente del estudio del artista en Madrid, es un conjunto representativo de uno de los pintores más significativos de la vanguardia de la segunda mitad del siglo XX, la generación que abrió las fronteras de España al arte internacional.

"Pablo era amigo de Salvador (ambos turolenses) desde la época de París -ha explicado la viuda del pintor Marie Claire Decay-. Él, mayor que Salvador, no se instaló en París, sino en Uruguay, pero como tantos artistas españoles viajaba continuamente a París. A Salvador le hubiera gustado que parte de su obra estuviera conservada donde está el legado de Pablo Serrano".

Las obras donadas abarcan 30 años de creación, desde el regreso del pintor a España en 1965 hasta su muerte, el 27 de junio de 1994.

Todas ellas se podrán ver desde el 14 de mayo en la exposición homenaje a Victoria, reconocible por sus esferas suspendidas en el espacio, llenas de color y de luz, "tempestad de blancura" los últimos años, "luz eternal", señala el comisario, el historiador del arte Alfonso de la Torre.

Son óleos muy diferentes a las obras informalistas que pintó en París, como las que conserva el Reina Sofía y con una de las cuales arrancará la exposición.

Se trata de un cuadro de 1959 propiedad del Museo Pablo Serrano que permitirá ver la evolución del artista, la presencia del círculo desde el comienzo, entre las grandes manchas de color de aquellos cuadros que gritaban libertad en colores negros, grises y algo de bermellón, en la línea de la "action painting".

Pero el homenaje al pintor arranca el próximo sábado en el Museo de Rubielos de Mora (Teruel), donde nació en 1928, con una exposición colectiva de pintores y escultores de su generación y amigos que le acompañaron en sus años de formación en Valencia y París.

"Artistas valencianos. Homenaje a Salvador Victoria" reunirá obras, entre otros de Mompó, Genovés, Equipo Crónica, Rosa Torres, Alfaro, Gabino y Doro Balaguer, quien participará en una mesa redonda.

El primer cuadro de la donación es un tríptico de 1965. "Es el año en que volvimos a Madrid -recuerda su viuda-, y nos arroparon los amigos que habíamos conocido en París. Salvador entró a formar parte del grupo de la galerista Juana Mordó, con Lucio Muñoz, que tanto influyó en la decisión de regresar, Manuel Rivera, Millares o Sempere".

El interés de la directora del IAACC Pablo Serrano, María Luisa Cancela, y la escasa representación de la obra de Salvador Victoria en Zaragoza, ciudad a la que estuvo muy vinculado por amigos como Labordeta y que después de su muerte organizó una gran exposición en la Aljafería, sede de las Cortes, ha movido Decay a realizar esta donación.

En total, las obras seleccionadas son 21 grandes óleos, algunos de 230 por 165, además de un tríptico de 1965 y un díptico de 1987; cinco obras originales en papel y técnica mixta, y 45 obras gráficas, entre serigrafías, grabados y aguafuerte.

"He querido insistir -explica su viuda- en las obras que creó a partir de su ruptura con el informalismo en 1965 y las de los años ochenta y noventa. En estos diez últimos años, da lo mejor, lo más profundo y auténtico, y además con una técnica excelente".

Etiquetas