Despliega el menú
Ocio y Cultura

Hortas: "La historia de Daysi es un ejemplo positivo de reinserción"

El realizador zaragozano codirige con Judith Prat el documental 'El mal viaje de Daysi'.

Arturo Hortas
Arturo Hortas: "La historia de Daysi es un ejemplo positivo de reinserción"

La Casa de las Culturas de Zaragoza acoge este miércoles (20.00) la presentación del cortometraje documental 'El mal viaje de Daysi' del realizador Arturo Hortas y la fotógrafa y abogada Judith Prat. El acto contará con la presencia de Daysi, protagonista de esta historia. 

En 'El mal viaje de Daysi' aborda el tema de la droga, las mulas...

Daysi es una mujer muy valiente que ha pasado varios años interna en un centro penitenciario y ahora se ha decidido a contar su historia, sin miedo a que la señalen con el dedo. Ella transportó droga de la República Dominicana a España, fue utilizada como cebo por una mafia para que otras mulas pasaran. Hace dos años recibió el indulto, ya llevaba un año en libertad condicional y trabajando, es un ejemplo positivo de reinserción.

La historia de Daisy, ¿es también la historia de muchas jóvenes?

Estábamos acostumbrados a ver noticias sobre detenciones de mujeres (también hombres) latinoamericanas. Parece ser que la crisis está trayendo este fenómeno a España, jugártela para salir de una situación personal complicada.

¿Qué escenarios aparecen en el documental?

El documental está grabado fundamentalmente en Zaragoza, con algunas escenas en los alrededores del centro penitenciario de Zuera, donde Daysi pasó la última etapa de su condena, así como imágenes del CIS (Centro de Inserción Social) de Torrero, en Zaragoza.

En su música y en sus audiovisuales intenta dar voz a quien no la tiene...

Me gusta equilibrar la balanza. Empecé a dar conciertos como cantautor en 1996, tratando temas sociales, varios discos y muchos conciertos desde entonces,. En 2011 presenté mi primer documental, obviamente es una herramienta que permite contar muchas más cosas, aunque la música es muy importante en esta modalidad de expresión.

¿Cree que el documental es el mejor medio para mostrar e interpretar la realidad?

Es uno de los mejores medios, sin duda, sobre todo si consigue lo más difícil, la difusión. Ese es el punto de corte, hay grandísimos documentales que se quedan prácticamente en el cajón, es una pena.

Ha recibido numeroso premios en festivales, ¿sirven para dar visibilidad a los problemas que aborda en sus filmes?

Han sido 9 premios y más de 160 muestras y festivales en 20 países. Es un mercado con muchas posibilidades de difusión, más todavía cuando los medios de comunicación se hacen eco. Ha habido emisiones en televisión, calculo que más de 100.000 personas han visto mis trabajos. Con esto he superado mis expectativas iniciales de difusión. Y puedo asegurar que el objetivo de visibilidad se ha visto cumplido. Ahora, a seguir creciendo.

Dirige este documental junto a Judith Prat...

Judith es abogada y fotoperiodista, está siendo reconocida internacionalmente como se merece por sus trabajos de denuncia social. Ella me propuso la historia de Daysi, que me cautivó enseguida. Es la primera vez que codirijo un documental y la experiencia ha sido muy satisfactoria.

Acaba de ser nombrado corresponsal de Ecuador TV...

Ahora mismo estoy en el Puyo, capital de Pastaza, provincia de la región amazónica ecuatoriana. Estoy abriendo la corresponsalía del programa 'Iinunke' ('Nuestra tierra' en lengua Shuar) con la televisión estatal. Es un reto que me motiva muchísimo.

En 'Yasuní, el buen vivir', reflejaba el conflicto de la Reserva de la Biosfera Yasuní en la Amazonia Ecuatoriana...

El 'Buen vivir' es un concepto indígena traducido de la lengua Kichwa ('Sumak Kawsay'). Representa el respeto a la Naturaleza, vivir en equilibrio respetuoso con el ambiente. Por su parte, Yasuní es una Reserva de la Biosfera declarada por la Unesco en 1989, un millón de hectáreas en la Amazonía, una de las zonas más biodiversas del mundo. En una parte de esta Reserva se está explotando petróleo hace años.

¿Qué consecuencias ha tenido esa explotación?

Tenemos el precedente del caso Texaco, también en Ecuador. Durante más de 25 años de extracción, Chevron-Texaco dañó severamente al ambiente y a las personas, derramando al ambiente  63 millones de litros de petróleo y 70.000 millones de litros de aguas tóxicas (agua de formación, con metales pesados). Como resultado, en la zona  la principal causa de muerte es el cáncer en un 32% del total de muertes, tres veces más que la media nacional de muertes por cáncer (12%) de Ecuador. Por este caso ha habido un proceso judicial por más de 20 años que ha terminado con la condena a la petrolera que debe pagar 9.500 millones de dólares, es el juicio del siglo.

¿Cuál es la situación actual?

Dados estos precedentes, es evidente que no se puede repetir la historia. En 2007 se presentó en la ONU la iniciativa Yasuní ITT, solicitando a la comunidad internacional el apoyo necesario para proteger un bloque de 200.000 hectáreas, la quinta parte de la Reserva. Esta iniciativa es un símbolo, lamentablemente fue cancelada el año pasado. Ahora mismo hay un proceso de recogida de firmas para que se someta a consulta popular la explotación de ese bloque, como ordena la Constitución ecuatoriana.

¿De qué tratará su próximo documental?

Es una continuación de 'El mal viaje de Daysi', ya he empezado a grabarlo. Quiero hablar de los, a mi juicio, mal llamados "daños colaterales", así que he decidido ir a los orígenes, donde se produce la droga. Todos hemos oído hablar del Plan Colombia, las fumigaciones de las plantaciones de coca ilegal con glifosato y otras sustancias.

¿Cuales son sus efectos?

Este Plan afecta también a Ecuador, en la zona fronteriza, los químicos son llevados por el viento 10 km adentro del territorio ecuatoriano, produciendo los mismos efectos que en Colombia: daños gravísimos a la salud de personas y animales, destrucción de cultivos que los campesinos necesitan para subsistir, violencia y desplazamiento de personas. En Lago Agrio, a 15 km de la frontera, trabajan organizaciones de la ONU como ACNUR o PMA, dando asistencia a miles de refugiados colombianos.

Y a muchos niños, entre ellos...

En este trabajo muestro los dibujos de los niños de la frontera, dibujos recogidos por la ONG ecuatoriana Acción Ecológica. Los niños no mienten, los dibujos son espeluznantes. Si así lo desean, podrán ver un adelanto de este proyecto justo antes de la proyección de 'El mal viaje de Daysi', este miércoles.

Etiquetas