Ocio y Cultura

Una vida entregada a la danza

María de Ávila es una referencia internacional y una admirada maestra en la disiciplina de la danza.

María de Ávila
María de Ávila_3

Una vida consagrada a la danza. María Dolores Gómez de Ávila, María de Ávila, está considerada la maestra por excelencia del ballet en España y su prestigio y su nombre han traspasado todas las fronteras, creando una escuela que todavía perdura.

María de Ávila ha fallecido este jueves en su casa de Zaragoza. Nació en Barcelona en 1920 y con 10 años comenzó sus estudios con Pauleta Pamiés. Desde los 14 años formó parte del cuerpo de baile del Liceo, teatro del que llegó a ser, en 1939, "prima ballerina assoluta".

En 1954 creó una escuela en Zaragoza, ciudad en la que se instaló en los primeros años 50, y que sigue funcionando a pleno rendimiento. Zaragoza y Aragón han sido sus referencias; y de su escuela han salido nombres tan significativos del mundo de la danza española actual como Víctor Ullate, Ana Laguna, Trinidad Sevillano, Arantxa Argüelles o Lola García.

En 1983 se hizo cargo de la dirección de los Ballets Nacionales, español y clásico.

En su haber tiene múltiples premios y reconocimientos a su fecunda labor artística, entre los que cabe destacar la Medalla de Oro de las Bellas Artes (1989), la Medalla de Oro del Círculo de las Bellas Artes de Madrid (1993), el Premio Santa Isabel de Portugal de la Diputación Provincial de Zaragoza (1973), el Premio San Jorge de la Institución Fernando el Católico (1974), la Medalla de Oro de Zaragoza (1982) y el Premio Aragón de la DGA (1996).

Etiquetas