Ocio y Cultura
Suscríbete

Aventuras de verano / 10

"De Aragón me encanta la borraja y la honestidad de los aragoneses"

Louisa Holecz (Londres, 1970) es pintora. Se instaló en Zaragoza en 2000 y aquí ha participado en exposiciones individuales y colectivas. Acaba de clausura en la Casa de la Mujer el proyecto 'Flesh of my Flesh' (Carne de mi carne) y han seleccionado dos de sus piezas en la Royal Academy. Admira por encima de todo, desde muy joven, a Buñuel y a Goya.

Louisa Holecz
?De Aragón me encanta la borraja y la honestidad de su gente?

- ¿Qué hace una pintora londinense en verano?

Casi todos los veranos procuro volver a mi ciudad, Londres. Este verano fui con todas mis amigas de la infancia, al festival de música en Glastonbury. Vivimos cuatro días en tiendas de campaña, escuchando las mejores bandas actuales de música, Fue realmente fantástico.

-¿Dónde suele veranear? ¿Es de playa, de montaña, de ciudad o de pueblo?

Me encuentro muy bien en la montaña, sobre todo en el bosque, pero solo una temporada, después de una semana me entra hambre de la ciudad.

- ¿Qué le trajo a Aragón a principios del año 2000? ¿Qué sabía de la ciudad?

El amor me trajo a Aragón y el amor me mantiene aquí. Sin embargo, Aragón ya me llamaba la atención mientras estudiaba Bellas Artes. Por aquel entonces mis ídolos eran Francisco de Goya y Luis Buñuel. En ocasiones me pregunto si era casualidad o era mi destino acabar en Aragón.

- ¿De qué se alimenta una artista, es el verano fuente de estímulos, de ideas, de imágenes?

De cultura, por supuesto. El verano me da la oportunidad para ver exposiciones y conciertos. Para mí, la música y el arte están conectados intrínsecamente: escucho música y canto mientras pinto, entre pinceladas incluso bailo un poco. Es importante sentirme totalmente libre para expresarme y sacar las imágenes escondidas en mis entrañas.

- ¿Cuál ha sido el viaje de verano de su vida? ¿Y la ciudad?

Creo que ha sido el viaje a Londres de este verano. Fui con mis hijas a ver mis dos obras expuestas en el Royal Academy. Me ha hecho sentir muy feliz.

- El verano está asociado a la infancia y a la adolescencia. ¿Cómo fue esa época?

Los veranos de mi infancia los viví entre Madeira (abuelos maternos) y Hungría (abuelos paternos), un verano en cada sitio. Recuerdo con mucho cariño la comida, los paisajes de ambos lugares y la música, desde entonces soy una gran amante del fado y del goulash.

- ¿En qué momento nació su vocación artística? ¿Quiénes son sus artistas favoritos?

El primer recuerdo artístico que tengo es el de pintar murales en el colegio, mi profesora de plástica me ayudó a trabajar en un formato grande desde muy pequeña. Mis artistas favoritos son Louise Bourgeois y Goya.

- ¿Cuál es para usted el menú de un día perfecto?

Un baño en una poza con agua cristalina en la montaña, seguido por un picnic en el bosque. Por la tarde, langosta a la plancha con albariño frío escuchando música en directo.

- No sé si ustedes tienen canción del verano. ¿Cuál sería la suya? ¿Y el concierto de su vida?

Mi canción de verano es 'Everybody loves the sunshine' de Roy Ayers. El concierto de mi vida fue una ópera: 'La Boheme' de Puccini en el teatro al aire libre' de Regents Park (Londres).

- ¿Cuál ha sido el gran personaje, real o imaginario, de sus vacaciones?

El gran personaje del verano pasado fue Leonora Carrington, escritora y pintura surrealista. Leí su biografía y me ha hecho ver las cosas de un modo distinto.

- ¿Qué le gusta de Aragón, de su paisaje, del carácter de sus gentes?

De Aragón me encanta la borraja, el paisaje de los Pirineos y la honestidad de su gente.

- ¿Cómo fue la primera vez?

La primera vez que una obra de arte me dejó sin respiración fue en Frankfurt cuando vi el tríptico de 'Nantes' de Bill Viola, es impresionante.

- ¿Cuál es la mejor anécdota o aventura estival vinculada a su profesión?

Fue mientras trabajaba pintando murales en el castillo 'Glen Affric en Drumnadrochit', cerca de Loch Ness (Escocia). La dueña no me contó que el castillo estaba lleno de murciélagos y al llegar allí tuve que convivir con ellos durante una semana... salían hasta en el baño.

Etiquetas