Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Iba a ser subastado el jueves

Un juzgado paraliza la subasta del Privilegio de Carlos de Habsburgo

Se requiere a la policía judicial a que proceda a la intervención inmediata del documento y lo entregue en depósito al Ayuntamiento de Zaragoza.

Imagen del Privilegio Real
Un juzgado paraliza la subasta del Privilegio de Carlos de Habsburgo
HA

El Juzgado de Instrucción número 7 de la capital aragonesa ha emitido este martes un auto en el que ordena paralizar la subasta que se iba a celebrar el jueves en Madrid para vender un Privilegio Real por el que Carlos de Habsburgo autorizaba en 1706 a Zaragoza a acuñar moneda.

En el auto también se requiere a la policía judicial a que proceda a la intervención inmediata del documento y lo entregue en depósito al Ayuntamiento de Zaragoza, antes de la fecha de la celebración de la subasta en una casa especializada en numismática, informan fuentes municipales en una nota de prensa.

El Juzgado advierte expresamente que quien se niegue a dar cumplimiento al auto incurrirá en delito de desobediencia grave a la autoridad judicial.

Los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Zaragoza denunciaron la desaparición del Privilegio Real que Carlos de Habsburgo otorgó a la ciudad en 1706, ante el anuncio de una casa de subastas radicada en Madrid de que se iba a proceder a su subasta por encargo del actual poseedor del citado documento.

El Ayuntamiento de Zaragoza reclama ante el juez su propiedad, ya que con fecha de 1706 consta en el Libro de Actos Comunes de la Ciudad y en él se recoge que el Archiduque Carlos de Habsburgo, pretendiente a la corona de España y en esos momentos rey reconocido en el territorio de la Corona de Aragón, otorgaba el privilegio de acuñar moneda a la ciudad de Zaragoza.

El auto del juzgado dice expresamente que "el citado bien es patrimonio documental conforme al artículo 49.2 de la Ley de Patrimonio Histórico y no se puede adquirir ni siquiera por usucapión, no prescribiendo nunca la acción para reivindicar su propiedad".

También se recoge en el auto la negativa del actual detentador del documento a hablar con el Ayuntamiento de Zaragoza de este asunto, "por considerar que a este no le amparaba ningún derecho, negándose la casa de subastas a desvelar la filiación del poseedor".

Según el auto, la actitud de dicho sujeto "otorga un indicio a investigar en las presentes diligencias previas, no por cualquier tipo de sustracción, sino por apropiación indebida".

Etiquetas