Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Cine

Michael Haneke: "No realizo películas para hacer sufrir"

El director de cine ha recibido la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes y estrenará la ópera 'Così fan tutte' en el Teatro Real el próximo sábado.

Michael Haneke
Michael Haneke: "No realizo películas para hacer sufrir"
EFE

El cineasta Michael Haneke ha recibido este miércoles la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes por su contribución a la renovación de las artes y la cultura contemporáneas y, en palabras del presidente de la institución, Juan Miguel Hernandez León, por "mostrar la dimensión más siniestra de la condición humana y adentrarse con maestría en ello".

El director de películas como 'Funny games', 'La pianista' o 'La cinta blanca' ha agradecido este reconocimiento aunque confiesa que siente "un poco de vergüenza", ya que, tal y como le ocurre a otros compañeros de profesión, a él también le cuesta salir ante las cámaras.

Sin embargo, esta semana tiene dos grandes motivos para enfrentarse a este miedo, ya que el próximo sábado estrena en el Teatro Real de Madrid la ópera 'Così fan tutte', de Mozart, y el domingo asistirá a la gala de los premios Oscar de Hollywood, donde se conocerá si resulta ganador en las categorías de Mejor Película, Mejor Película de Habla no Inglesa, Mejor Director y Mejor Guión original por su última película, 'Amor', que también podría resultar ganadora por las nominación a la Mejor Actriz (Emmanuelle Riva).

"No realizo películas para hacer sufrir a los espectadores. Si alguien lo pasa mal tendrá sus razones", ha dicho Haneke, para quien su único y "específico" deseo como cineasta es que las personas se emocionen. Sin embargo, matiza que aunque habla sobre sus películas antes de que se estrenen, intenta "no dar un manual a los espectadores".

En este caso, se muestra totalmente reacio a desvelar cualquier cosa acerca de la ópera que verá la luz por primera vez en el coloso madrileño. A pesar de ello, señala que la actualidad que desprende la pieza ha de ser tenida en cuenta tanto como la perteneciente a la época de Mozart. "El historicismo puro es una ilusión, porque nadie sabe cómo era. Los datos visuales apenas datan de hace 80 años", señala.

Pesimismo sobre la financiación estatal

Durante el encuentro que Haneke ha mantenido con los medios ha evitado posicionarse sobre temas políticos. En primer lugar, en referencia a los asuntos españoles, ya que se siente como "un invitado en el país" y no ve apropiado realizar una crítica. Pero también evita hablar sobre la financiación estatal del cine y la ópera, un debate que abarca toda Europa y del que él simplemente afirma: "No me siento muy optimista".

Preguntado sobre la polémica surgida en torno a la gala de los Goya, Haneke ha afirmado desconocer que los actores hubieran reivindicaciones y ha añadido que no puede juzgar sobre eso. "Cada personas ha de juzgar por si misma lo que hace. No estoy en condiciones de hacer comentarios sobre la realidad política en un país donde estoy invitado", ha añadido.

En principio, 'Cos tan tutte' será la última ópera que Haneke dirigirá. Según explica, dedicó mucho tiempo a la postproducción del filme 'Amor', algo que le ha hecho recapacitar sobre sus futuros proyectos. "Quiero dedicarme a mi próximo guion y a mi propia profesión", ha comentado el cineasta, nacido en Munich en 1942 aunque ha pasado su vida en Austria. "Me siento austriaco", señala.

El director de 'Amor' siente que le debe "todo" al cine, porque aprendió mucho a partir de todo lo que vio. "Soy fruto de lo que he visto y mi lenguaje es una reacción al mainstream", ha dicho. En este sentido, añade que solo hace cosas que le aportan "placer". "Si un tema me entusiasma no necesito más motivación", apunta.

El recorrido que realiza desde que surge una idea hasta que se transforma en película tiene que ver con una sensación: "Muchas veces parte de cosas que me molestan y me inquieran. Pienso sobre esto y a partir de ahí proyecto", explica.

Respecto a la relación entre el cine y la música, Haneke admite que muchas veces el sonido de fondo le molesta y afirma que para él simplemente se ha colocado para "esconder aspectos débiles del guion o de la dramaturgia". Asimismo, matiza que en otras ocasiones, la música puede ser una parte maravillosa de la película, sobre todo si ya existe. "Puede funcionar como una cita en la película", cuenta.

Etiquetas