Despliega el menú
Ocio y Cultura

La Institución Fernando el Católico resume en un libro sus 75 años de creación y difusión

Catedráticos e investigadores celebraron ayer la «renovada lozanía» de la principal editorial científica aragonesa

José Carlos Mainer, Carlos Forcadell, Cristina Palacín y Carlos Pérez Anadón, en la presentación.
José Carlos Mainer, Carlos Forcadell, Cristina Palacín y Carlos Pérez Anadón, en la presentación.
OLIVER DUCH

Pocas veces habrá reunido el antiguo salón de plenos de la Diputación de Zaragoza tanto talento por metro cuadrado. Allí se reunieron profesores, catedráticos, investigadores y artistas en el que ya fue el acto final de las celebraciones del 75 aniversario de la Institución Fernando el Católico (IFC): la presentación del libro que resume tres cuartos de siglo de creación y difusión cultural «desde el franquismo hasta la democracia. De una institución creada al servicio del régimen que supo adaptarse y ahora es foro de encuentro científico», destacó Cristina Palacín, diputada Provincial de Cultura, Deporte y Patrimonio y vicepresidenta de la IFC.

Palacín fue la madrina del acto, en el que intervinieron Carlos Forcadell, director de la institución, José Carlos Mainer, catedrático emérito de la Universidad de Zaragoza, y Carlos Pérez Anadón, exvicepresidente de la IFC y concejal del Ayuntamiento de Zaragoza. Cada uno ofreció su visión de estos 75 años de historia, desde la «narración excluyente y totalitaria» de los orígenes, como lo definió Forcadell, pasando por su «tránsito entre franquismo y democracia sin mengua de la calidad en su esfuerzo difusor y creador», como añadió Mainer, hasta llegar a «una reforma que no despreció la ingente labor realizada previamente», como concluyó Pérez Anadón. A su manera, los tres invitados desgranaron su visión de los 75 años de historia: Forcadell, desde el punto de vista de la investigación para la elaboración del libro; Mainer, como testigo de la evolución cultural de Zaragoza en los últimos 75 años. Y Anadón, como responsable, en 1984, de la transformación de la IFC en una de las fundaciones más activas y productivas de España.

Un esfuerzo común

El libro ‘IFC 75. Cultura y política del franquismo a la democracia (1943-2018) es el resultado de un trabajo de investigación y edición minucioso, que pone en relieve el esfuerzo común de catedráticos, profesores y escritores en la recopilación de la cultura aragonesa. Porque, más allá de circunstancias políticas, del hecho de que la institución se creó al servicio de un régimen que pretendía moldear la cultura a su gusto, pronto la IFCse reveló como un increíble contenedor del saber local, «gracias a su autonomía, por encima de los cambios políticos, a sus sinergias con la Universidad de Zaragoza y a la voluntad de su personal académico y de sus trabajadores», enumeró Forcadell.

En estos 75 años de historia, ha publicado 3.600 publicaciones en colecciones y revistas periódicas y ahora dedica especial atención al libro electrónico y a su página web, que cuenta con más de 300.000 visitas al año y en la que se pueden consultar, gratuitamente, hasta mil de esos volúmenes publicados. Todo, en una evolución de la vida académica «que pasó por las dificultades en los años cuarenta a la autonomía cultural de los sesenta, hasta llegar a la democracia», como destacó Mainer. Un momento, en los ochenta, en el que se tuvo que decidir si se liquidaba la institución o se reformaba para adaptarla a los tiempos, a esa Zaragoza de ‘Andalán’, de la librería Pórtico, del Centro Pignatelli... «y se optó por la transformación, con nuevas cátedras y filiales, hasta llegar a una institución vital y prestigiosa, de la que celebramos su renovada lozanía», concluyó Pérez Anadón

Etiquetas
Comentarios