Despliega el menú
Ocio y Cultura

Castiliscar pide a Navarra la devolución de dos miliarios

Las dos piezas, cedidas en depósito en 1927, pasarán a ser las protagonistas en la Sala Calventius, que se inaugura este sábado.

Uno de los miliarios que el ayuntamiento de Castiliscar le reclama a Navarra.
Uno de los miliarios que el ayuntamiento de Castiliscar le reclama a Navarra.
N. Barceló

El ayuntamiento de Castiliscar ha solicitado al Museo de Navarra la devolución de dos miliarios que fueron cedidos en depósito al castillo de Javier en 1927. El objetivo del consistorio es que estas piezas se incorporen al contenido de la Sala Calventius que esta tarde se inaugura y que permite admirar los vestigios del esplendoroso pasado romano de esta población.

"Está documentado que a Castiliscar se le denominó como el nido de miliarios de las Cinco Villas y tenemos localizados hasta seis en el Museo de Navarra", explica el concejal de Cultura, José Juan Arcéiz en relación al gran número de piezas de hitos kilométricos vinculados a la encrucijada viaria que, algo al Norte de Los Bañales, permitía al viajero dirigirse hacia ‘Pompelo’ –por el valle del río Aragón– o caminar hacia el Pirineo Central por Sofuentes y Sos.

A lo largo del primer tercio del siglo XX, un sacerdote de la población navarra de Javier, el padre Escalada,  llevó a cabo una labor de recuperación de las piezas de la época romana que se iban localizando en el campo y trasladándolas al castillo de Javier. "El ayuntamiento de Castiliscar conserva el acta de 1927 que documenta cómo se dejan en depósito dos miliarios en el castillo de Javier en respuesta a la solicitud del Padre Escalada. Ha pasado el tiempo y ahora decidimos tratar de recuperarlos", cuenta. Hay seis de piezas procedentes de Castiliscar aunque solo una está expuesta.  Los otros cinco están en el depósito arqueológico.

"La solicitud se presentó en octubre y sabemos que los gobiernos aragonés y navarro han mantenido contactos al respecto. La devolución de las piezas –sólo pedimos dos– haría posible que las podamos disfrutar en el lugar del que proceden y en el que los romanos quisieron que estuvieran", apunta Arcéiz.

Desde este sábado, el Museo de la Encomienda de Castiliscar en la Orden de San Juan cuenta con una sala sobre el mundo romano. El interés del ayuntamiento, la generosidad de los donantes y el trabajo del equipo científico de Los Bañales, ha permitido que la sala cuente con dos documentos escritos totalmente desconocidos e inéditos pertenecientes a la primera mitad del siglo I d. C.

Una de las estelas, hallada en Collado de Malvar, atestigua a un personaje llamado ‘Calventius’. "Pese a su mal estado de conservación, ha podido ser leída gracias al trabajo interdisciplinar entre la epigrafía y la fotogrametría, realizado por Pablo Serrano, aplicando un protocolo novedoso para lectura de inscripciones romanas dañadas que acaba de ver la luz en una revista holandesa de impacto internacional" explica Javier Andreu, profesor de la Universidad de Navarra y director del trabajo que durante los últimos 11 años se ha realizado en el yacimiento arqueológico de Los Bañales. Andreu, que ha coordinado los proyectos de museografía del espacio, ofrecerá a las 17.00 la conferencia  ‘De Caesar Augusta a Pompelo, la huella de Roma en Castiliscar’.

La segunda inscripción, procedente de las cercanías de Sofuentes pero guardada en Castiliscar, aún tiene más interés. Se trata de una estela funeraria de un varón de la familia de los ‘Iunii’, ilustre familia del repertorio epigráfico de Sofuentes que ha permitido atestiguar, por primera vez en Hispania, el cognomen ‘Virilis’

Etiquetas
Comentarios