Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Tendencias

El filón de la poesía milenial

Mitad poetas, mitad 'influencers', una nueva generación de trovadores vende decenas de miles de ejemplares de sus poemarios. Aragoneses como Loreto Sesma o Irene X cuentan con las redes sociales como plataforma para lanzar sus rimas al mundo

Actualizada 05/02/2019 a las 09:33
Loreto Sesma.L. S.

Son cifras de venta inimaginables hace apenas dos años. Tiradas de poemarios que superan los 50.000 ejemplares y que, con algunos autores, llegan a 100.000. Un fenómeno que crearon (y siguen alimentado) las redes sociales, y que han logrado que adolescentes y jóvenes adultos devoren libros de poesía, pero no de Bécquer o Lorca. Tampoco de Bukowski o Yeats, sino una nueva generación de adolescentes y jóvenes adultos que desnudan su intimidad en versos directos, más cercanos a una letra de rap que a los versos clásicos. "Y que suman miles de seguidores en las redes. En realidad, son autores que surgen de plataformas como Youtube o Facebook y que, tras adquirir notoriedad, dan el salto a la literatura", explica Juncal Pibernat, desde Fnac Plaza de España, en Zaragoza. "En Aragón tenemos dos referentes de este fenómeno, Loreto Sesma e Irene X. Su público son chicas adolescentes que se sienten identificadas por esos versos, que consumen a través de los libros, pero también con recitales en Youtube o versos que comparten en redes sociales". A nivel nacional, destacan nombres como el rapero Marwan y autores como Defreds, Señorita Bebi o Elvira Sastre, que acaba de ganar el premio Biblioteca Breve con su nueva novela.

La zaragozana Loreto Sesma se dio a conocer en 2014 a través de Youtube. "La poesía tiene diversos canales de comunicación y cada autor ha de encontrar el suyo. En mi caso, ese canal es la voz, por lo que empecé a subir vídeos en Youtube recitando mis poemas", recuerda. No esperaba convertirse en un fenómeno viral, "no creí que nadie estuviera interesado. Lo más curioso de los contenidos virales es que suceden de pronto. Literalmente de la noche a la mañana. Recuerdo un día salir de clase y sorprenderme por tener cientos de notificaciones en mis redes. Cuando miré, vi que se habían descubierto mis vídeos y no paraban de compartirse". Ese verano, recibió la llamada de dos editoriales "y cuando empecé a estudiar Periodismo en Pamplona ya tenía que compaginar mis estudios con recitales de poesía que daba en toda España". De su primer poemario, ‘Naufragio en la 338’, se vendió la primera tirada, de 5.000 copias, en solo un día. Ya tiene cuatro libros, los tres últimos con Espasa, y sortea la atención mediática, tras conocerse su relación amorosa con Willy Bárcenas, hijo de José Luis Bárcenas, extesorero del PP y protagonista de uno de los mayores escándalos políticos de los últimos años. Respecto a la notoriedad y la atención que pueda recibir en redes sociales, ella destaca que ha vivido inmersa en esa dualidad desde los 18 años, "cuando iba a clase y luego, al salir, me esperaba un autobús para ir a recitales a otra ciudad. Mis amigos han seguido siendo los de siempre, y eso ha normalizado la situación".

Son autores que se caracterizan por la poesía directa, muy relacionada con los sentimientos cotidianos. "Escribo en la cama, ideas recojo en cualquier sitio y en el móvil, desecho cualquier cosa que se me pasa por la cabeza porque no tiene un botón de guardar. Unas 3597 notas del móvil al año. Cuando me apetece escribir suele ser en un día muy malo y suele ser en la cama, fumando y con ocho almohadas", describía en una entrevista reciente la zaragozana Irene X su proceso creativo. Ganadora del Espasa de Poesía el pasado año, se dice de ella que "Internet la ama y los poetas la odian". ¿Porque tiene miles de seguidores, porque tiene una potente presencia en las redes, porque sus poemas se acercan, según los críticos "a una letra del pop"?

Irene X ha esquivado las críticas todos estos años (tiene ahora 28 y tres libros publicados) y se define como "escritora por necesidad". "Con la poesía no busco nada, hago catarsis conmigo misma y, a la vez, intento que el libro tenga una misión. Para mí dentro dentro de la poesía un libro solo puede tener las siguientes misiones: que te atrevas de una vez siendo mujer a expresar sin pudor el dolor que llevas dentro, que te preguntes algo, o que encuentres una mísera respuesta. Un buen rato se puede pasar en cualquier otro sitio", ha destacado en alguna ocasión.

Dos caras. Una moneda

El pasado sábado la cantante Rosalía sorprendía en la gala de los Goya con una interpretación de un tema de los Chunguitos. La cantante reinventó el ‘Me quedo contigo’ y lo elevó a la elegancia y sofisticación. "Rosalía sería, quizá, una consecuencia del fenómeno literario de la poesía urbana. De cómo del día a día se toman distintos referentes para crear un conjunto inesperado. Quizá por ello tantos jóvenes ven normal sus vídeos, sus letras... Porque la poesía forma parte ahora de sus vidas", resume la librera Juncal Pibernat.

Los hay que intentan alejarse del fenómeno. Que ocupan la cara menos visible de esta dorada moneda. El zaragozano Javier Fajarnés es autor de dos poemarios, ‘Alud’ (2016) y ‘La ciudad y el cuchillo’ (2017) y compara este consumo masivo de poesía con una glotonería sin filtro. "Cribar es difícil cuando ocupan las estanterías tantos libros de autores que aprovechan su influencia en las redes para sacar libros. Raperos y cantantes que ven esos poemas como una manera de monetizar los miles de seguidores que ya tenían. Porque acumular seguidores en Instagram o Twitter no da dinero. Los ingresos vienen si les vendes algo, y eso han hecho las editoriales".

Fajarnés defiende que "la poesía no debería escribirse con la intención de ser superventas. Existen otros productos (cine, narrativa, música) que sí cuentan con una industria detrás para ganar dinero, pero la poesía es un espacio vocacional, no empresarial". En su opinión, "eso no significa que tenga que ser elitista, al contrario. Cuanto más gente la lea, mejor. El problema es de dónde procede la creatividad del poeta. ¿Es su intención ser libre y experimentar o ganar dinero y aprovechar un momento de fama transitoria?".

Que la nueva ola de trovadores ha pillado por sorpresa se pudo comprobar hace unos meses, cuando el guineano César Brando ganó el programa de Telecinco ‘Got Talent’ con un poema dedicado a su madre. Que la poesía sea protagonista de un programa de máxima audiencia muestra hasta qué punto en España había sed de versos. "Todas las generaciones de poetas han surgido de una crisis. En nuestro caso, económica y social. Porque vivimos un momento de enorme falta de valores -señala Loreto Sesma-. Estamos rodeados de impactos, pero nos sentimos más solos que nunca. Y de esa necesidad de conectar y de sentirnos escuchados surge este movimiento poético".

Y Sesma utiliza la palabra ‘generación’ a sabiendas de lo que significa en términos poéticos. Porque cree que, al igual que sucedió en el 98 o el 27, de este fenómeno puede surgir un poso para el futuro. "Será cuestión de tiempo, que siempre pone todo a en sitio. Entonces veremos si esto ha sido un fenómeno temporal o quedan nombres para el futuro".

 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo