Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Noche literaria en el Principal con la entrega de galardones del Festival Aragón Negro

Fueron premiadas las novelistas Julia Navarro y Marta Robles y se rindió homenaje al escritor bilbaíno Juan Bas

Julia Navarro, Marta Robles y Juan Bas posan en el vestíbulo de Principal antes de la gala
Noche literaria en el Principal con la entrega de galardones del Festival Aragón Negro
Oliver Duch

El Teatro Principal de Zaragoza se llenó anoche para la gala de entrega de premios del VI Festival Aragón Negro, que reúne en 20 municipios de la Comunidad más de 250 actos relacionados con las novelas de este género literario. La gala central tuvo lugar anoche, con la presencia de los galardonados: Julia Navarro, que recibió el Premio de Honor; Marta Robles, sobre la cual recayó el galardón bautizado El mejor de los nuestros. Además, y como es costumbre en el festival, se rindió homenaje al autor premiado con el prestigioso galardón Dashiel Hammet, el ‘nobel de la novela negra en español’, que se entrega cada año en Gijón y que este año ha recibido el bilbaíno Juan Bas.

Julia Navarro reconoció su sorpresa por el galardón, «ya que mi estilo no es la novela negra, aunque entiendo que se trata de un premio a mi trayectoria». La autora de narrativa histórica destacó que «la novela negra suele estar ambientada en la sociedad actual, pero también se ha llevado con éxito al pasado».

La periodista Marta Robles, que publicó el pasado septiembre su libro ‘La mala suerte’, segunda aventura de intriga protagonizada por el detective Tony Roures, recordó que «fue precisamente en Zaragoza donde presenté por primera vez a Roures. Aquí, en esta ciudad, llevé aquel libro, por lo que vengo muy emocionada a esta gala». Dijo, además, que como periodista está «muy cerca de las historias reales de crónica negra, noticias que a veces superan la ficción y que, de leerse en una novela seguramente consideraríamos totalmente irreal».

Para el homenajeado Juan Bas, «lo más novedoso de este festival aragonés, que ha cuajado muy bien, es que lleva tantas actividades por los pueblos. Que no está centralizado en la capital, como suele ser habitual». El reciente premio Dashiel Hammet, que empezó a escribir novela en 1999 pero cuya carrera como autor de relatos de crónica negra empezó a primeros de los 80 como guionista, destacó la sintonía entre festivales literarios en España, como el de Gijón, o el de Bilbao, que él dirige».

Magia, danza y solidaridad

Cuando el director del festival, Juan Bolea, se dirigió a los medios, el vestíbulo del Teatro Principal estaba abarrotado. Reconoció que «el público se vuelca cada año más en las actividades y en la gala central y ha acudido más gente de la que esperábamos. Hemos tenido más de 30.000 participantes en las 250 actividades de las 20 sedes, lo que supone un gran éxito».

Bolea presentó la gala junto a la asesora cultural del festival, Jana Catalán, que agradeció a los municipios Leciñena, Cadrete, Brea e Illueca «que se hayan sumado este año al festival». También estuvieron en el Teatro Principal Pilar Alegría, consejera de Innovación, Investigación y Universidad de la DGA, que destacó la importancia del festival «para crear más posibilidades al sector y llevar la cultura a todos los puntos de Aragón». Nacho Escuín, director general de Cultura de la DGA añadió que «es una programación que ha dado el salto a Latinoamérica. Hemos publicado una antología de relatos de escritores latinoamericanos, este año hemos estado en Guadalajara (México) y el que viene iremos a Miami, en Estados Unidos».

Amenizaron la gala el mago Civi-Civiac, que hizo números de fuego y sables, y la bailarina Marta Clement. Desde DKV se entregó, además, el premio Solidaridad, que recayó sobre la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión