Despliega el menú
Ocio y Cultura

Carlos Núñez reivindica la música celta en la montaña sagrada de Peñalba

Destaca su potencial cultural y económico frente a la hegemonía de los estilos importados o del flamenco.

Carlos Núñez –adelantado–, con un grupo de visitantes durante la excursión al santuario de Peñalba.
Carlos Núñez –adelantado–, con un grupo de visitantes durante la excursión al santuario de Peñalba.
j. e.

El gaitero gallego Carlos Núñez reivindicó este jueves en Villastar (Teruel) el potencial cultural y también como generador de riqueza del patrimonio musical celta frente al predominio de las músicas "que llegan de Nueva York o Florida" y también ante la hegemonía del flamenco como bandera del folklore español. Núñez resaltó las importantes pervivencias celtas en el norte y occidente de la Península Ibérica tanto en la música como en la lengua y la arqueología durante su visita al santuario celtíbero de Peñalba, dedicado al dios Lug.

El músico aprovechó su presencia en Teruel tras ofrecer un concierto el pasado miércoles para visitar la montaña sagrada de Peñalba, situada cerca de la capital turolense y que se caracteriza por la abundancia de grabados con textos escritos en lengua celta pero con el alfabeto latino.

El músico, uno de los más prestigiosos del mundo en la gaita de fuelle, está inmerso en una gira de 50 conciertos por España –además de una actuación en Edimburgo (Escocia) el 1 de enero– entre noviembre de 2018 y febrero de 2019. Acompañado del alcalde de Villastar, Justo Cortés, y de un reducido grupo de vecinos y aficionados a la música y a la arqueología, recorrió el farallón rocoso en el que se suceden los grabados y otros restos arqueológicos que se remontan a la Antigüedad.

Carlos Núñez explicó que decidió visitar Peñalba porque en este lugar fue localizada a principios del siglo XX una inscripción de "intención poética" que figura entre los textos más antiguos en lengua celta con pretensiones literarias. Añadió que en Irlanda y Escocia sorprende que los primeros escritos celtas se localicen en la Península Ibérica y no en el Reino Unido o Bretaña.

Para Núñez, la influencia del sustrato celta se mantiene viva en la cultura popular de la mayor parte de España –al norte y oeste de una línea imaginaria que uniría Huelva con los Pirineos–. A su juicio, este "patrimonio inmaterial", único en Europa por su vitalidad, tiene un gran potencial  como generador de riqueza.

El catedrático Francisco Burillo, experto en la cultura celtíbera, hizo de guía durante la visita. Explicó que las inscripciones de Peñalba corresponden a un periodo "tardío" comprendido entre el siglo I antes de Cristo y el II después de Cristo y el santuario tiene un carácter "fronterizo" respecto de la cultura íbera.

Etiquetas
Comentarios