Despliega el menú
Ocio y Cultura

"La Constitución" de Forges, la cara más humorística de la carta magna

40 años de historia vista con la particular elocuencia de Forges.

Forges
Forges

Entre "¡Hola, soy la Constitución! ¿Passa con vosotros?" y "¡Viva la Consti de 1978...!¿Qué Pasa?" han pasado 40 años de historia vista con la particular elocuencia de Forges. Ahora, aprovechando el reciente aniversario de la carta magna, la editorial Espasa ha presentado un homenaje de ambos "muy especial".

Dicho homenaje no es menos que la reedición de "La Constitución" de Antonio Fraguas, Forges, un relato humorístico de los artículos de la carta magna española que el autor enriqueció con sus tan queridos dibujos.

"La gente podrá ver en qué España nos encontrábamos y en cuál nos encontramos ahora. Forges entendía que el humor tenía que ayudar a la cultura y a la creación de conciencias. Este libro es un ejemplo de introducir fácilmente a todo aquel que no quiere leer la constitución", ha afirmado hoy el Director Académico del Instituto Quevedo del Humor, Tomás Gallego, durante el evento celebrado en la sede de Ateneo de Madrid.

La presentación, que ha tenido forma de coloquio, ha sido dirigida por la periodista Pepa Fernández y ha estado protagonizada por los periodistas Nieves Concostrina, Soledad Gallego, Juan Luis Cano, la directora de la Biblioteca Nacional Española, Ana Santos Aramburo, y el historiador español más leído y admirado por Forges, José Álvarez Junco.

Durante el encuentro, se ha debatido acerca de la vigencia de la Constitución, del humor forgiano como retrato de la sociedad y de los límites de la comedia, mientras los protagonistas recordaban las peripecias del ilustrador y sus mejores viñetas.

"Quiero poner en alza lo importante que es el humor como vehículo para contar las cosas que importan. Forges, con esta buena síntesis de su trabajo, consiguió que una cosa absolutamente nueva (la "consti") comenzase a conectar inmediatamente con la gente", ha apuntado Juan Luis Cano.

También, el periodista que "tantas aventuras" vivió con Forges, ha defendido que otra de las características del humorista era su capacidad de ser certero sin posibilidad de utilizar la retórica, ya que conseguía "conectar de manera tan sencilla" con los corazones de las personas.

Por su parte, Álvarez Junco ha resaltado el hecho de que los "personajes más débiles" de la obra de Forges eran los encargados de explicar la Constitución, como "mujeres, mendigos, náufragos o niños", lo cuál "era muy importante" dentro de las intenciones del viñetista.

No obstante, ha aclarado que, con la realización de la "Consti", no se buscaba crear un recorrido explicativo del texto, sino que, simplemente, "es una broma relacionada con la España que ha ido viniendo".

"Es un libro fantástico que deberíamos leer todos. No es pedagógico pero podría serlo para los colegios. Ahora bien, me hubiese encantado ver la reinterpretación de los artículos de la Constitución con su mirada más actual. Muchos temas no habrían sido tratados igual", ha apostillado Concostrina.

El coloquio, ante el paso de los recuerdos, ha acabado siendo un simpático, cómico y dulce diálogo entre los conocidos de Forges ya nombrados que, junto a las preguntas y comentarios de los asistentes, han permitido recordar las peripecias del añorado humorista. Y es que, tal y como recordó Tomas Gallego, "el humor es siempre una buena fuente documental para escribir la historia". 

Etiquetas
Comentarios