Ocio y Cultura

La Feria del Libro Aragonés de Monzón invita a "soñar y formar a niños críticos"

Sandra Araguás aboga en su pregón por fomentar la lectura infantil para conseguir una sociedad mejor.

Feria del Libro Aragonés de Monzón.
Las autoridades, con los premiados por el Gobierno de Aragón, y la pregonera, Sandra Araguás.
José L. Pano

El cartel de la XXIV Feria del Libro Aragonés de Monzón, de los artistas Ainhoa Ollero y Jordi Pope, sirvió de inspiración a la pregonera Sandra Araguás para invitar ayer en su inauguración a "soñar, leer, hablar. Os invoco a que os dejéis embelesar por el mundo de los libros y sigamos soñando juntos". La feria reúne a 36 editoriales y 130 autores que realizarán 90 presentaciones. Además hay exposiciones, ‘performances’ literarias, conciertos y un recital poético.

La cuentista oscense, creadora del sello Editorial Sin Cabeza, conmovió a todos con un pregón en el que viajó a la infancia recordando a personajes como Pipi Calzaslargas, Momo, Atreyu, Fray Perico… para reclamar que los padres acerquen la lectura a los niños desde la más tierna edad. "Sueño con un país en el que al igual que cuando naces te asignan un pediatra, te asignen un bibliotecario de referencia y una carné de bibliotecas", afirmó, pidiendo también a los padres que "lean para recomendar lecturas a sus hijos porque los harán más inteligentes y críticos y porque crearemos una sociedad mejor".

Tras su pregón, se presentaron los libros premiados por el Gobierno de Aragón en 2017. Óscar Latas presentó el poemario ‘Morfosintaxis humana’, de Pilar Benítez, premio Miguel Labordeta; Marta Momblant presentó su obra ‘Arbagel. Un revolt de l’amor’, premio Guillem Nicolau; la hija del fallecido Chesús Aranda, Marta, presentó ‘Simién d’ Umanistas’, y José Luis Corral recibió el reconocimiento de los asistentes al ser el vigente Premio de las Letras Aragonesas.

Etiquetas
Comentarios