Despliega el menú
Ocio y Cultura

Los vecinos de Azuara recuperan la muralla islámica con sus medios

Han sacado a la luz un tramo de 12 metros tras comprar y derribar un viejo almacén en el que estaba encastrada

Los doce metros de muralla, tras ser descubiertos
Los doce metros de muralla, tras ser descubiertos
José Luis Ona

Un grupo de una veintena de vecinos de la localidad zaragozana de Azuara está desde hace semanas empeñado en la recuperación y puesta en valor de la muralla antigua de la localidad. Y el primer paso que han dado es poco habitual: han puesto dinero de su bolsillo, han comprado uno de los almacenes en ruinas adosados a ella y, trabajando a lo largo de varios fines de semana, lo han limpiado y desescombrado. El resultado son 12 metros de muralla, que algunos especialistas remontan a época árabe, a la vista ya de todo el mundo. No se conocen iniciativas similares en Aragón.

"De la muralla que rodeaba la localidad se conserva gran parte -señala José Román Roche, uno de los impulsores de la iniciativa-, aunque hay tramos ocultos por los edificios que se han ido construyendo con el paso de los siglos. A nosotros nos parece muy importante y por eso hemos querido ponerla en valor". Coincidiendo con el trazado de la carretera (A-1506) se conserva uno de los tramos de la muralla, a la que se adosaron edificios y almacenes agrícolas. "Como están en la carretera no dejan construir ni hacer obras -añade Román-, y por eso se han ido deteriorando y varios de ellos  tienen los tejados hundidos. Había seis de estos almacenes, y nosotros, poniendo dinero de nuestro bolsillo, compramos uno". Lo demás ha sido labor paciente de limpieza y desescombro. Los 12 metros lineales de muralla a la vista ahora por sus dos caras buscan llamar la atención sobre uno de los tesoros patrimoniales ocultos u olvidados que posee Azuara.

"La idea es que cunda el ejemplo porque los cinco locales que quedan podrían comprarse por poco dinero y con algo de trabajo, quedarían a la vista 45 metros de muralla", añade. José Román Roche es un agricultor de la localidad comprometido con el patrimonio histórico. Fue uno de los descubridores del yacimiento arqueológico de La Malena.

La muralla es de tapial, aunque en su base hay canto rodado, y en apariencia es muy similar a la andalusí de Daroca. Por eso algunos especialistas, como el arquitecto Javier Peña, creen que se levantó en el siglo XI, cuando Azuara estaba en los confines del reino de Saraqusta. Tradicionalmente, en cualquier caso, se ha pensado que fue construida en el siglo XIV, en el marco de la guerra entre Castilla y Aragón. El muro circundaba la población, con un perímetro de 1,5 kilómetros, una altura de 5 metros y un grosor de 2 metros.

Ahora un tramo importante de muralla ve la luz, y los vecinos creen que debe servir como impulso a acciones más decididas. "Hay localidades donde 10 metros de muralla se valoran como si fueran de oro y aquí, que tenemos mucha mayor longitud, debemos aún darnos cuenta de su importancia". La elaboración de un plan director que contemple la intervención en toda su amplitud sería la mejor solución.

Etiquetas
Comentarios