Despliega el menú
Ocio y Cultura

Una velada de Halloween perfecta y en familia en tan solo cinco pasos

Siguiendo unos sencillos consejos, será posible tenerlo todo a punto cuando la noche caiga.

Halloween
Halloween
Pixabay

La fiesta más terrorífica del año está al caer y hay familias que ya llevan varios días de preparativos con el único objetivo de pasarlo ‘de miedo’ la noche del 31 de octubre. Porque ese es el único requisito, disfrutar al máximo de amigos, vecinos y familiares de la forma mas original posible, y aprovechando que al día siguiente es festivo.

Y para quien todavía no haya organizado la velada, ofrecemos unos consejos exprés que ayudarán a tenerlo todo a punto cuando la noche caiga y las calles y los barrios aragoneses se llenen de criaturas tenebrosas y fantasmagóricas con ganas de divertirse mucho.

Imprescindible el disfraz: no hace falta invertir mucho tiempo en su confección ni gastarse dinero comprándose uno, pues los atuendos monstruosos son lo más fácil de preparar. Recurrir al color negro y a prendas viejas o, incluso, rotas y aplicarse un poco de maquillaje que haga palidecer o marque en extremo las ojeras será suficiente para estar ala altura de la ocasión. Alguna arma ensangrentada o una careta demoníaca puede poner la guinda en la elección del ‘look’. Sin olvidarse del dulce: nunca está de más dejar unas cuantas chucherías en la puerta de casa para que los que hagan la ronda del ‘truco o trato’ puedan llenar sus bolsas. Rodearlas de telarañas o calabazas de plástico o recurrir a una decoración más siniestra con miembros sangrantes o muñecos desfigurados creará una atmósfera perfecta. Y si, además, justo algún ‘monstruo’ de la familia da la bienvenida a los niños haciendo gala de una verídica interpretación, el resultado ganará en emoción y terror. Cena de miedo: los supermercados se han hecho eco de la moda anglosajona para homenajear a los muertos y ponen a la venta estos días divertidas propuestas para degustar esa noche. Snacks con formas de fantasmas o murciélagos pueden ser un buen aperitivo, aunque luego la imaginación tendrá que intervenir. Salchichas con tomate que simulan dedos recién seccionados, huevos con aceitunas negras para representar arañas o sandwiches decorados con tiras de queso que recuerdan a las momias son algunas de las múltiples recetas sencillas de preparar que pueden encontrarse en internet. Si, además, la cena es a la luz de las velas, el clima será áun más sobrecogedor. Jugar a atemorizarse: hay tableros de la oca con motivos de Halloween, cartas espeluznantes o improvisar un trivial, en el que cada uno cuente lo que más miedo le da. Con una buena banda sonora, cualquier propuesta de entretenimiento puede convertirse en un tétrico divertimento. Películas o cuentos terroríficos: las historias de miedo han acompañado siempre nuestra infancia y han puesto a prueba a los niños más intrépidos. Si ya no nos acordamos, los relatos de vampiros, de brujas o de Frankenstein son interesantes alternativas que nunca fallan y que nos recuerdan los personajes que más miedo han dado a lo largo de la historia… y que más darán. Igualmente, hay un amplio abanico de películas que nos devolverán ese terror clásico o que nos internarán en sensaciones aún más angustiosas. Para los más pequeños, los canales de dibujos animados se encargarán de amenizar la velada hasta que cierren los ojos.- Consulta la programación de Halloween en Aragón en Heraldo Ocio

Etiquetas