Despliega el menú
Ocio y Cultura

La tarifa plana para ir al cine llegará a España en 2019

La empresa Moviepass, que permite ver tres películas al mes por 10 euros, planea instalarse en nuestro país.

Una tarjeta de Moviepass.
Una tarjeta de Moviepass.

Ir al cine tres veces al mes por un total de entre 10 y 15 euros. La oferta podría ser realidad en España a partir del año que viene, si se cumplen los planes de la empresa Moviepass de instalarse en nuestro país.

La compañía, que ya trabaja en Estados Unidos, ofrece un servicio de tarifa plana a los espectadores de cine. Su servicio es similar al de Netflix. Pagas un dinero al mes y puedes ver el contenido de su web, aunque en este caso no necesitas un PC o una televisor: vas a la sala de cine.

De hecho, el CEO de la empresa, Mitch Lowe, fue vicepresidente de desarrollo de negocio y alianzas de Netflix hasta 2003. Y es él mismo quien ha contado al diario 'Cinco días' sus planes de expansión en España.

Y eso que el modelo de Moviepass está todavía en construcción. La firma arrasó el verano pasado en EE. UU., cuando lanzó una tarifa plana de 9,99 dólares al mes que permitía ver una película diaria. La avalancha de clientes fue tal, que la empresa estuvo al borde de la ruina. Porque su funcionamiento consiste en enviar a los clientes una especie de tarjeta de crédito con la que pueden pagar las entradas del cine. La demanda fue tal que Moviepass se quedó sin dinero para pagar las entradas a las salas exhibidoras y tuvo que suspender el servicio temporalmente.

Aquella crisis obligó a hacer cambios. Desde entonces, la tarifa plana no sirve para todos los días. Con ella pueden verse tres películas al mes, aunque además permite conseguir descuentos en otras entradas.

Además, el precio va a pasar de los actuales 9,99 dólares a 14,95, y se ha anunciado que los grandes estrenos tendrán limitada su disponibilidad durante las dos primeras semanas de exhibición.

Con esos cambios, Lowe asegura que la empresa es rentable de nuevo y que está preparada para su expansión internacional.

Moviepass no es la dueña de los cines, sino que paga por el usuario el precio de la entrada. Entonces, ¿cómo resulta rentable? Logra acuerdos con los dueños de las salas -a las que proporciona espectadores- y, además, recopila los datos de los usuarios y los usa para segmentar la promoción de las películas y aumentar la venta de entradas.

Para verlo en acción, en cualquier caso, habrá que esperar al año próximo.

Etiquetas
Comentarios