Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Cine

Muere el actor Burt Reynolds a los 82 años

Reynolds obtuvo uno de sus mayores reconocimientos con la película de 1997 'Boogie Nights', por la que fue nominado al Oscar.

Europa Press Actualizada 07/09/2018 a las 09:44
Etiquetas

El actor estadounidense Burt Reynolds, nominado al Oscar y una de las figuras clave del cine de finales de los setenta y principios de los ochenta del siglo XX, ha fallecido este jueves a los 82 años, ha informado su representante, Erik Kritzer.

El actor ha muerto en un hospital de Florida por la mañana, ha explicado Kritzer al 'Hollywood Reporter', que no ha ofrecido detalles sobre las causas del fallecimiento.

Muere el actor Burt Reynolds a los 82 años

Reynolds obtuvo uno de sus mayores reconocimientos con la película de 1997 'Boogie Nights', por la que fue nominado al Oscar, pero su currículum cinematográfico estará ligado a los éxitos de taquilla que comenzó a encadenar a en la década de los setenta como 'Rompehuesos' o 'Los Caraduras'.

Reinó en los años 70 y convirtió su mostacho en un icono del cine de acción y entretenimiento. Burt Reynolds encarnó a hombres machos y golfos, que desafiaban la ley y siempre encontraban un hueco para toda mujer que se cruzara en su camino.

Murió en Florida a los 82 años, según informó su representante. Acababa de terminar su participación en 'Érase una vez en Hollywood', la película sobre la matanza de Charles Manson y la industria del cine en Los Ángeles en los años 60, que Quentin Tarantino estrenará en 2019. La mejor prueba de cómo era admirado por generaciones de directores que solo eran críos cuando Reynolds recorría las carreteras de América conduciendo a toda pastilla en 'Los locos del Cannonball', una de sus cintas más taquilleras.

Títulos como la saga de 'Los caraduras', 'Rompehuesos' y 'Golpe audaz' convirtieron a su protagonista en un sex symbol que exudaba virilidad y esencias sureñas, por algo fue el primer hombre que posó desnudo en la portada del 'Cosmopolitan'. Nacido en 1936 en Lansing, Michigan, Reynolds vio cómo una lesión de rodilla y un accidente de coche acababan con su futuro como futbolista profesional. Trabajó como camarero en Nueva York mientras aceptaba cualquier papel en cine y televisión por pequeño que fuera. Tras unos cuantos westerns como 'Joe, el implacable y 'Los 100 rifles', protagonizó en 1972 la película que lo convirtió en estrella: 'Deliverance'.

John Boorman contaba en aquella cinta la pesadilla de cuatro hombres de negocios que juegan a la aventura en un río hasta que el miedo y la violencia hacen que estallen sus instintos más primarios. Reynolds descubrió su madera de actor y a lo largo de los 70 demostró su ductilidad en thrillers, filmes de acción y comedias. 'Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo pero no se atrevió a preguntar', de Woody Allen, 'La brigada de Sharky' (dirigida por el propio actor), 'La casa más divertida de Texas', 'Ciudad muy caliente' junto a Clint Eastwood, otro emblema de la testosterona...

La carrera de Reynolds también está marcada por los papeles que rechazó, entre ellos los de Han Solo en 'La guerra de las galaxias' y Bruce Willis en 'La jungla de cristal'. La estrella del actor declinó en los 80 y sus peores momentos llegaron en los 90. Su divorcio de la actriz Lonnie Anderson y una serie de desastrosas inversiones le llevaron a declararse en bancarrota en 1996, con unas deudas superiores a los 10 millones de dólares. Tuvo que vender su fabuloso rancho en Florida y pertenencias personales. A cambio, vivió una resurrección artística gracias a Paul Thomas Anderson, que le brindó el papel del paternal director de cine porno de 'Boogie Nights'. Fue la película por la que obtuvo su única nominación al Oscar.

Puñetazo al periodista

En los últimos años, Burt Reynolds era requerido en títulos como 'El clan de los rompehuesos' y 'Dos chalados y muchas curvas' como un guiño a su época dorada. Su legendario mal genio había ido a peor; tan pronto llegaba a las manos con Paul Thomas Anderson y abominaba de 'Boogie Nights', como afirmaba que Charlie Sheen se merecía "ser VIH positivo". En una entrevista, un periodista le confesó que no había visto su película. Y Reynolds le soltó un puñetazo.

La última vez que se le vio en público fue el año pasado en el Festival de Tribeca, muy desmejorado y del brazo de Robert de Niro. "Puedo señalar ciertas zonas de mi cuerpo y decir qué película me provocó esas lesiones", aseguraba el actor, que siempre presumió de interpretar sus escenas de acción sin dobles. En una entrevista televisiva en 2012 adelantó su epitafio: "Vivió una vida extraordinaria e hizo todo lo posible, lo mejor que pudo, para no lastimar a nadie".





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo