Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Música

'Hallelujah' y otros himnos seculares para el recuerdo

Las connotaciones espirituales, el tratamiento de las dificultades de la vida o la redención son las principales características de este tipo de canciones.

25/07/2018 a las 05:00
El músico canadiense Leonard Cohen compuso el popular tema secular 'Hallelujah' en 1984.Instagram @leefromhifi

La división entre música sacra (o sagrada) y música secular (o profana) se remonta a la Edad Media. La primera se refiere a todo lo que es sagrado y, por tanto, está destinado a ser eterno y no tiene ataduras con el mundo terrenal, mientras que la segunda hace mención a lo que se repite siglo tras siglo, de forma que es cotidiano, y que a su vez pertenece a lo terrenal.

En este contexto, cuando se habla de la música profana medieval se alude a una categoría que se desmarcó de la religiosa en el siglo IX tras la aparición del canto gregoriano y que divirtió a los ciudadanos a través de la narración cantada de romances y otras composiciones. No obstante, el concepto de las canciones seculares fue evolucionando a través de los años y, con la explosión de la música popular la pasada centuria, se definió como el conjunto de las composiciones que comparten rasgos con las religiosas, pero que no lo son.

Algunas de estas cuestiones comunes son la redención, las connotaciones espirituales (que incluyen metáforas que hacen referencia a ‘arriba’ y a ‘abajo’ o la 'luz' y la 'oscuridad'), que, aunque emplee temas positivos, no pase por alto las dificultades que existen en la vida, que el significado que alcanza acabe trascendiendo al propósito inicial de su autor o que se haya utilizado como telón de fondo para eventos significativos.

A finales de los años sesenta, esta idea tomó forma definitivamente cuando diversos analistas comenzaron a ver que se seguían estos patrones en algunas composiciones. Aquí se detallan cuatro de estas canciones seculares, convertidas ya en himno, que aún perduran en el recuerdo del público:

  • ‘Hallelujah’: es el himno secular por excelencia. El Antiguo Testamento, Dios, el rey David, la fe, el poder del amor, Sansón y Dalila y la relación entre lo divino y lo humano están muy presentes en esta magistral composición del talentoso músico y poeta Leonard Cohen de 1984, autor de éxitos innumerables. "Todos los aleluyas perfectos y rotos tienen el mismo valor. Es un deseo de afirmar mi fe en la vida, no de una manera religiosa formal, sino con entusiasmo, con emoción”, afirmó en su día el canadiense sobre el tema, en el que trata de explicar el proceso de luces y sombras que se puede atravesar cuando se ama a otra persona.
  • ‘Bridge over the troubled water’: los norteamericanos Simon & Garfunkel lanzaron este tema en el año 1970, escribiendo la letra inicialmente en la guitarra, pero trasladándola posteriormente al piano, para reflejar mejor la influencia del evangelio. Con rasgos del género gospel en su melodía y un carácter espiritual muy marcado, la canción se consideró un auténtico bálsamo después de unos años tensos en Estados Unidos debido a los disturbios civiles y a las protestas por la Guerra de Vietnam.
  • ‘A change is gonna come’: esta joya del soul ideada en 1964 por uno de los mejores artistas de la historia del género, Sam Cooke, evoca múltiples emociones: desasosiego, melancolía, superación… Su autor quiso reflejar sus vivencias personales y las luchas de los afroamericanos de la época por sus derechos. Los versos "No sé lo que hay ahí arriba, mas allá del cielo", hacen referencia a las dudas de Cooke sobre la verdadera justicia en la tierra, en una obra que se ha convertido en el emblema de las sociedades que buscan un cambio de rumbo hacia un mundo mejor y que ha sido versionada por artistas de la talla de Tina Turner, Bob Dylan o Aretha Franklin.
  • ‘Many rivers to cross’: uno de los principales referentes del reggae tanto en Jamaica como en todo el mundo, Jimmy Cliff (que este verano actuará en España), dio a luz en 1969 esta conmovedora creación sobre la crisis existencial que sufrió en los inicios de su carrera, con duros momentos causados por la soledad, el desamor y la frustración. El órgano que se emplea ayuda a complementar el estilo gospel que propician las voces del coro.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo