Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

Teruel se transforma en una galería de arte con el Festival Internacional Punto Photo

Imágenes de 16 artistas expuestas en 5 espacios hablan de soledad y tierras olvidadas.

El Museo de Teruel, en la foto, muestra 66 imágenes de Miguel Sebastián.
El Museo de Teruel, en la foto, muestra 66 imágenes de Miguel Sebastián.
Jorge Escudero

Teruel es desde este viernes una galería de arte que muestra al público cerca de 300 fotografías unidas sutilmente por el objetivo común de sus 16 autores de dar luz a las personas menos percibidas por la sociedad. Todas ellas integran, de hecho, ‘Invisibles’, la nueva edición del Festival Internacional Teruel Punto Photo. Esta cita cultural veraniega cumple 11 años convirtiendo cada mes de agosto a la ciudad mudéjar en la capital de la imagen.

Cinco lugares del Centro Histórico se reparten el privilegio de mostrar, colgadas de sus paredes, las fotografías. Son el Museo Provincial, el Obispado, la Escuela de Arte, la Fonda del Tozal y el escaparate de la Caja Rural en la calle de San Juan. La visita a estos espacios conducirá al espectador por la ruta de la realidad individual, de quienes viven una vida rechazada por los demás, de los demonios que asaltan a cada cual y de la soledad. Con afán de rebeldía y con el poder que les confiere el foco de su cámara, los fotógrafos han querido sacar a la palestra a estas personas que pasan por la vida sin hacer ruido.

El espacio estrella es el Museo Provincial. En su planta baja puede verse el trabajo de Miguel Sebastián ‘Tierras varadas’, un canto a los pueblos medio vacíos de la provincia de Teruel a través de 66 instantáneas que narran 16 historias diferentes en torno a otras tantas personas –una de ellas el propio autor– con raíces en un territorio olvidado. Rostros con arrugas, colegios fantasma, la hora del recreo, la mirada de un cordero, el nacimiento de un niño, son algunas de las escenas protagonistas.

La Logia, en la parte superior del Museo, recoge las fotografías de 11 miembros de la Sociedad Fotográfica Turolense, impulsora del Festival Internacional Teruel Punto Photo y un auténtico faro que guía a todos aquellos que sienten pasión por detener el tiempo en una imagen. Estas obras ilustran relatos que se mueven entre la ficción y la realidad y que han sido elaborados por escritores turolenses, como Toni Losantos o Juan Villalba.

En la pintoresca Fonda del Tozal, entre viejos aperos de labranza que cuelgan del techo y decoran los muros, Juan Moro se autorretrata con la serie ‘Tormenta’ tras haber vencido a la enfermedad y a los miedos. Aún hay más. La fotoperiodista polaca Hanna Jarzabek dedica su ‘Flores de otoño’ en la Escuela de Artes a los homosexuales que salen del armario cuando llegan a la edad de la jubilación.

La Caja Rural de Teruel ha prestado también su espacio al festival y allí Mar Blanes profundiza con ‘Sweet Heart’ en las carencias afectivas de aquellas personas que buscan compañía en los ‘newborn’, muñecos bebés muy realistas. Por último, Patxi Díaz ha llenado el Obispado de imágenes de Javaloyas, una de las muchas localidades turolenses sacudidas por la despoblación.

El director de Teruel Punto Photo, Leo Tena, mostró este viernes, con motivo del arranque del festival, su satisfacción por la continuidad del mismo y por el protagonismo que confiere a la ciudad. Según dijo, los lugares que sirven como espacio expositivo se convierten a menudo en objetivo de los fotógrafos participantes.

El diputado provincial delegado del Museo de Teruel, Juan Carlos Gracia Suso, destacó el interés del trabajo de Miguel Sebastián, ‘Tierras varadas’, y expresó su convicción de que "pronto" muchos de los que dejaron la provincia de Teruel en busca de una vida mejor "regresarán para conseguir mejor calidad de vida".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión