Despliega el menú
Ocio y Cultura

Madonna, 60 años de libertad

Leyenda del pop e icono cultural, mantiene durante décadas un mensaje fresco y vivo: el derecho a expresarse libremente, a ser uno mismo

Madonna cumple 60 años con un mensaje fresco y libre
Madonna cumple 60 años con un mensaje fresco y libre
HERALDO

Con Madonna, siempre hay algo que celebrar. Lo cantó en su sencillo ‘Holiday’ hace ya 35 años, y es un mensaje que ha transmitido en todos sus años de carrera, en los que ha celebrado la diversidad, la tolerancia, el derecho de la mujer y otras minorías. Pero sobre todo, ha celebrado la libertad. Si en ‘Holiday’ animaba a crear un espacio común de igualdad, o en ‘Express Yourself’ encabezaba una liberación de género, su mensaje de creatividad y diferencia continuó como lo hacían sus éxitos, imparable, de ‘Like a Prayer’ a ‘Frozen’, de ‘Secret’ a ‘Music’. Con éxitos como ‘Hung Up’, ‘True Blue’, ‘La Isla Bonita’, ‘Don’t Tell Me’, ‘4 Minutes’ o ‘Living For Love’, su carrera es tan inmaculada como esos 60 años que ahora llegan, edad dorada para la que ya es no solo una leyenda del pop, sino una de las figuras culturales más importantes de los últimos cien años.

Todo en ella es cierto, aunque suene a película. De infancia trágica, tras perder a su madre y quedar arrinconada cuando su padre se casó de nuevo, pasó a los años de rebeldía adolescente, a refugiarse en la danza. Y marchó con 20 años a Nueva York, con 37 dólares en el bolsillo, para ganarse la vida tocando la batería y la guitarra en varios grupos. Se abrió paso como pudo, pasó hambre, posó desnuda para ganar algunos dólares, pero logró finalmente grabar su primera maqueta y conseguir sus primeros bolos en Dancetería, interpretando el ya mítico ‘Everybody’, hasta lograr su primer contrato discográfico con Sire Records en 1982.

Madonna cumple el próximo 16 de agosto 60 años y lo hace en activo. Otro motivo de celebración, porque su generación ha quedado dramáticamente menguada en los últimos años. Se fueron Michael Jackson, Prince y George Michael. Aunque ella ya está acostumbrada a ser la única superviviente, porque en aquel Nueva York de 1980 que la vio nacer como artista también se perdieron, demasiado jóvenes, artistas como Basquiat o Keith Haring. El primero falleció por sobredosis;el segundo, de sida. Ella siguió adelante, por pura cabezonería. Y mientras Jackson se perdía en ‘Neverland’ y Prince se dejaba llevar por la autoindulgencia, Madonna mantenía los dos pies en el suelo.

Un viaje musical

La carrera de Madonna definió los años 80, con éxitos que ya son clásicos. Desde ‘Like a Virgin’ y ‘Material Girl’ a ‘Into The Groove’, ‘Papa Don’t Preach’, ‘Open Your Heart’ o ‘Vogue’. Se embarcó entonces en enormes giras mundiales en las que reunía hasta 70.000 espectadores y una de ellas, su mítico ‘Blond Ambition Tour’ de 1990, cambió para siempre la estructura de los conciertos, con un nuevo concepto de teatralidad.

La década de los 90 fue su consagración. Tras el polémico ‘Erótica’ en 1992, siguieron números uno como ‘Take A Bow’ en 1994, su éxito en ‘Evita’, el filme de Alan Parker por el que ganaría en 1997 el Globo de Oro a la mejor actriz. Después, revolucionó la escena musical con ‘Ray Of Light’ en 1998 y llegó al nuevo milenio con otro número uno: ‘Music’ (2000). Otra década de éxitos, con ‘Hung Up’ (2005) o ‘4 Minutes’ (2008), hasta llegar a sus últimos trabajos, ‘MDNA’ (2012) y ‘Rebel Heart’ (2015).

Han sido 35 años de lucha, de crear y experimentar, de abrir puertas. Recibía críticas, se caía, se levantaba y volvía. «Lo más curioso era que Prince iba por ahí con medias de rejilla, tacones, lápiz de labios y enseñando el culo. Pero yo era quien recibía las críticas», recalcaba Madonna en 2016 en un aplaudido discurso feminista en una entrega de premios de Billboard, anticipo de todo el movimiento ‘Me Too’. «Y entendí que las mujeres no tienen tanta libertad como los hombres, que una chica tiene que parecer sexy, pero no parecer lista. Que puede ser objeto de los hombres, pero no poseer su propia sexualidad. Que la mujer tiene que ser lo que el hombre quiere que sea».

El camino menos transitado

Madonna cumple 60 años, una celebración de su música, mensaje y legado

Collage de Madonna creado por el artista brasileño Jorge Bin (@jorgebin, en Instagram), que ha cedido para HERALDO

Madonna ha sido excomulgada, tras su famoso encontronazo con la iglesia en su álbum ‘Like a Prayer’ (1989). También amenazada de muerte, tras publicar su disco ‘American Life’ contra la política norteamericana en la guerra de Iraq (2003). «Y aún así, creo que lo más polémico que he hecho es seguir aquí. Tener la osadía de ser mujer y envejecer», concluyó su discurso, entre aplausos. Toda una declaración, porque en esa lucha por defender a las minorías, en su defensa del derecho de la mujer..., ha estado completamente sola. Aún lo está: cada vez que sufre un ataque misógino, cada vez que es ridiculizada por su edad, nadie sale a defenderla. Excepto sus fans.

Porque Madonna es, sobre todo, una celebración de la independencia de pensamiento. Siempre ha tomado el camino menos transitado, y esa es la fuente de críticas y animadversión. Ella misma lo explicaba ya en 1992, el año más amargo de su carrera, tras la publicación de su libro de memorias sexuales ‘Sex’ y su disco ‘Erotica’. «Quizá lo que más me ha costado aceptar es que la supervivencia, la fuerza y los logros que conseguimos no siempre son una inspiración para otros. Al contrario. Y eso se debe a que mucha gente tiene miedo de expresar su propia opinión, quizá no ha sido educada para ello o ha sido castigada por ello... Tienen miedo de cumplir sus propios sueños. Y cuando vemos a otros lograr sus objetivos el impulso instintivo es destruirlos. Bajarlos a nuestro nivel, para sentirnos mejor.».

Ese es, en realidad, su mensaje de celebración:«Es hora de dejar de culpar a los demás por todo. De creer que los demás son siempre responsables. No importa quien seas, lo que hayas hecho, de dónde vengas... Siempre puedes ser una mejor versión de ti mismo».

Etiquetas
Comentarios