Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

"Nos atizan por todas partes, desde los independentistas a los ultraderechistas"

Los responsables de la serie ‘El día de mañana’ han participado este lunes en el ciclo ‘La buena estrella’.

Mariano Barroso e Ignacio Martínez de Pisón, este lunes, en Zaragoza
Mariano Barroso e Ignacio Martínez de Pisón, este lunes, en Zaragoza
Toni Galán

"‘El día de mañana’ no es una serie política, pero es interpretada políticamente. Y lo que he visto es que nos atizan por todas partes: algunos dicen que es independentista; otros, que tiene tintes ultraderechistas. Si se cabrean los extremistas es que algo estás haciendo bien". El escritor zaragozano Ignacio Martínez de Pisón ha participado este lunes en la primera sesión del ciclo ‘La buena estrella’ centrada en una serie, no en una película: ‘El día de mañana’. Le ha acompañado el director de la misma -basada en la novela homónima del primero-, el catalán Mariano Barroso.

"Me siguen llegando mensajes sobre lo buena que es la serie", ha indicado el director al escritor a los pocos segundos de entrar al Paraninfo de la Universidad de Zaragoza, lugar habitual del ciclo. "¡Con lo mala que es la novela!", ha bromeado Luis Alegre, coordinador de estos encuentros. "Es curioso, en Zaragoza se está anunciando la serie con carteles de los curas enfrentándose a los grises, mientras que en Barcelona son escenas de los protagonistas, más tranquilas, bajo el cielo azul", apostilló, sorprendido, Martínez de Pisón. Ninguno supo decir por qué.

Seis capítulos, seis años

‘El día de mañana’, serie original de Movistar+, se estrenó el pasado viernes. Guionizada por Alejandro Hernández y Barroso, consta de seis capítulos, "cada uno refleja, aproximadamente, un año", ha apuntado Barroso. La ficción cuenta la historia de Justo Gil -Oriol Pla-, un joven lleno de ambiciones, que, como miles de aragoneses, abandonó su tierra para triunfar en la Barcelona de 1966, un oasis de posibilidades en el páramo del franquismo. La enfermedad de su madre está a punto de acabar con su vida. Y él no piensa dejar que eso ocurra.

"Es una época que a mí me pegaba de lleno, puesto que Justo llega a Barcelona más o menos cuando la abandoné -indicó el director-. Es un momento oscuro, pero es el territorio de los sueños del protagonista, un tipo entusiasta que no entiende de ideologías, al que quieres y detestas". Por la estructura de la novela, ambos coincidieron en que era imposible condensarla en un largometraje. "No habría sido divertido", ha insistido el escritor, quien ha recalcado que le ha "entusiasmado la serie, la fidelidad que mantiene con la historia, cómo simplifica los hilos narrativos, pero mantiene la complejidad de los personajes".

Mientras en el libro Gil es casi un "psicópata", la serie lo humaniza y "estiliza" la historia de amor que mantiene con Carme Román -Aura Garrido-, una joven aspirante a actriz. En esa carrera de supervivencia también se cruzará con Mateo Moreno -Jesús Carroza-, policía de la temida brigada social que le internará en una red de espionaje. Martínez de Pisón ha querido recalcar también que, al contrario de lo que sucede en ‘Filek’ -novela que trata sobre un estafador austriaco-, Justo es más un timador "obligado por las circunstancias".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión