Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Félix Longás: "San Juan de la Peña es el orgullo de todos los aragoneses"

El hermano mayor de la Hermandad del monasterio pide un plan director y excavaciones arqueológicas para el conjunto monumental

Félix Longas, vistiendo la capa distintiva de la Real Hermandad de San Juan de la Peña
Félix Longas, vistiendo la capa distintiva de la Real Hermandad de San Juan de la Peña
Oliver Duch

Félix Longás Lafuente (Zaragoza, 1957) es, desde 2013, hermano mayor de la Real Hermandad de San Juan de la Peña. El domingo participó en el acto de reinhumación de los Reyes de Aragón en el panteón real del monasterio.

Hace unos días era usted reelegido presidente de la Asociación de Industrias de Alimentación de Aragón. ¿Qué tal vamos en el sector?

Vamos bien, pero tendríamos que ir mejor porque tenemos muchísimo potencial. Habría que doblar el volumen de transformación de lo que producen nuestra agricultura y ganadería. Algo más de la mitad de lo que producimos se transforma aún fuera de Aragón.

Entre La Zaragozana y la Asociación, ¿ya le queda tiempo para la Hermandad de San Juan de la Peña?

Claro, y se lo dedico con mucho gusto. La hermandad se creó en 1950 y entre sus objetivos estaban restaurar el monumento y difundirlo. El primer hermano mayor fue Miguel Sancho Izquierdo, al que sucedieron José Joaquín Sancho Dronda y Emilio Eiroa. Yo soy el cuarto, y para mí serlo constituye un gran honor.

Cuando se creó la Hermandad se pensaba incluso en que volviera la vida monástica.

Sí, pero eso ya se descartó hace tiempo. El monumento estaba en muy mal estado de conservación y lo prioritario era hacer las reparaciones necesarias para garantizar su supervivencia: retejar, tapar huecos... Hoy nuestros objetivos son otros.

¿Por ejemplo?

El primero es que se terminen los estudios genéticos y antropológicos de los Reyes de Aragón.

El domingo fueron reinhumados. A usted se le veía satisfecho.

Porque, independientemente de la ideología que uno tenga, lo que está claro es que los reyes querían estar allí, querían descansar en ese lugar. Sus restos han estado 33 años fuera y ahora ya han regresado. Pero los especialistas han guardado muestras para realizar nuevos estudios a medida que la tecnología avance y nos ofrezca nuevas posibilidades. En un tiempo prudencial estoy seguro de que tendremos la identificación plena de cada persona. Ya sabemos que son del linaje real, pero identificarlos uno a uno es más complicado.

¿Algún objetivo más?

Nos parece importante que se realicen excavaciones arqueológicas en el monasterio. Desde 1985 no se han retomado este tipo de trabajos, y pueden dar grandes resultados. No hay que olvidar que el monasterio era mucho más grande de lo que vemos hoy. Si se reanudan las excavaciones, lograremos que no solo nos ‘hablen’ las piedras del claustro, sino todas.

¿Qué hay que hacer para entrar en la hermandad?

Solicitarlo. No exigimos nada más que los aspirantes sean buenas personas y sientan ilusión y pasión por nuestra comunidad, por San Juan Bautista y por San Juan de la Peña.

Tienen una imagen elitista...

Pues aquí no tenemos en cuenta ni situación económica ni ideologías. Entre los 540 hermanos, hombres, mujeres y niños, hay de todo: empresarios, sí, pero también chóferes, administrativos... Si alguna vez hemos podido tener una imagen elitista fue en nuestros comienzos, pero no de una élite económica, sino académica, porque muchos de los hermanos de aquella época provenían del ámbito de la universidad.

La capa les ha dado visibilidad.

Más que eso, nos ha dado personalidad. No es un hábito de lujo, sino talar, con nuestro escudo en el pecho, y al que añadimos la corona cuando el Rey nos concedió el título de Real.

¿Qué es San Juan de la Peña?

La razón de ser de la hermandad... y el orgullo de todos los aragoneses, porque ahí están nuestras raíces y nuestra identidad.

Formule un deseo personal para el monasterio.

Me gustaría que todos los escolares de Aragón estuvieran obligados a visitarlo en una edad en la que pudieran entenderlo. Y esto no es ser un talibán de lo aragonés, sino fomentar la cultura del conocimiento de lo propio para que todos nos prestemos a mejorar lo que nos hemos encontrado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión