Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Carlos Saura ocupa con sus fotos pintadas el Museo Cabré y Arts & Mes de Calaceite

El director ofrece una selección de 45 ‘Fotosaurios’ y esta tarde hablará de su vida y su obra en el Teatro Municipal.

Uno de sus particulares autorretratos de los 'Fotosaurios'.
Carlos Saura ocupa con sus fotos pintadas el Museo Cabré y Arts & Mes de Calaceite
Carlos Saura

La muestra ‘Fotosaurios’ de Carlos Saura (Huesca, 1932) se inauguró ayer en dos espacios de Calaceite (Teruel): 30 obras en el Museo Juan Cabré y 15 en el Espacio Cultural Arts & Mes. Se trata de una cuidada selección de obras denominadas ‘Fotosaurios’ por el propio artista, entre las que se incluyen series como: ‘Goya,’ ‘Velázquez’, ‘Autorretratos’, ‘Paisajes’ o ‘Mujeres’. La selección de la obra ha corrido a cargo de la actriz y esposa de Carlos Saura, Eulália Ramon.

La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, y el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, asistieron a la inauguración.

Carlos Saura ya era, mucho antes de dedicarse al cine, un buen fotógrafo. Aunque en su labor artística se impuso el cine, nunca ha abandonado la fotografía y la costumbre de pasear con su cámara y recoger aquellas imágenes que le llaman la atención, como se ve en muchas de sus series: ‘Retratos’, ‘Flamenco’ o ‘El rastro’. En su taller de su casa de Collado Mediano, en la sierra madrileña, reúne una colección de alrededor de 600 cámaras con las que ha realizado toda su inmensa obra.

Durante años, Saura trabajó profesionalmente como reportero fotográfico en los Festivales de Música y Danza de Granada y Santander. El diario ‘ABC’ publicó una de sus fotos en portada y la revista ‘Paris-Match’ le ofreció un puesto de fotógrafo de plantilla. Uno de sus primeros trabajos fotográficos fue la serie ‘Pueblos y gentes de España’, fotografías de Madrid y los pueblos castellanos realizadas en los años 50; puede verse ahora una selección de esa obra en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza.

Este y otros trabajos de aquella época destacan por su valor testimonial y están relacionados directamente con el inicio de su trayectoria cinematográfica con la película ‘Los golfos’ (1959). Desde entonces, no ha dejado de hacer fotografías, y ensanchó la temática al autorretrato, el retrato familiar y social, la fotografía de viaje y paisajística, la de gente anónima o la foto-fija de algunas de sus películas.

La nueva vida de la foto

Su manera de trabajar consiste en obtener imágenes de la realidad para después pintar encima de ellas imaginativos trazos de pinturas. Así logra dar nueva vida a su obra, hasta el punto de que, algunas de ellas, pierden su sentido original siendo imposible reconocer a las personas retratadas protegiendo su intimidad; en otras les deja un ‘rastro’ para que se vea que son fotografías.

Son obras que nacieron casi como un juego y acabaron siendo una pasión por modificar la toma de la cámara. Saura utiliza tintas, acuarelas, pintura acrílica y ceras de colores. El soporte habitual es papel fotográfico, papel mate, papel acuarela o cartón.

Esta tarde, en el Teatro Municipal de Calaceite, a las 19.00 horas, Carlos Saura conversará con el escritor y periodista de HERALDO DE ARAGÓN Antón Castro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión