Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Albert Costa: "Un buen método para aprender idiomas son los juegos"

Albert Costa es profesor de investigación en la Icrea de la Universidad Pompeu Fabra. Presentó en Zaragoza su libro sobre el cerebro bilingüe.

Albert Costa durante su reciente visita a Zaragoza.
Albert Costa: "Un buen método para aprender idiomas son los juegos"
Guillermo Mestre

Con la obsesión actual por los idiomas, ¿vamos hacia una sociedad bilingüe?

La mayoría de la sociedad mundial, sobre todo África y Asia, habla más de una lengua por defecto. Lo que ocurre es que cuando miramos hacia Europa o EE. UU. el panorama es más monolítico. La tendencia es que la gente domine dos lenguas, nativas las dos, o una materna y otra aprendida.

¿Por qué España siempre suspende en esta asignatura?

Uno de los países europeos más diversos en cuanto a lenguas es el nuestro, con el catalán, el vasco y el gallego. Lo que nos cuesta es dominar otros como el francés o el inglés, pero las cosas están avanzando a mejor, aunque nos cueste reconocerlo. La tecnología contribuye a que se domine el inglés. Un buen método para que los jóvenes lo aprendan es jugar a la Play Station.

Una afirmación polémica, muchos padres se la rebatirían.

La tecnología, en su justa medida, es una gran aliada del inglés. Con la Play Station los chicos comprueban su utilidad en cuanto se ponen los cascos y tienen que entenderse con un ruso, un americano o un sueco. La mejor manera de aprender algo es jugando, los juegos.

El bilingüismo en España también es un arma política.

Cuando estás en un sitio la gente solo quiere oír las ventajas del bilingüismo, cuando estás en otro, las desventajas. Hay de ambas, pero no es cierto que la gente de Barcelona no pueda hablar correctamente el castellano, como puede comprobar por mí.

¿A qué ventajas y desventajas se refiere?

A veces se puede observar alguna carencia del uso del lenguaje, pero ni las ventajas ni las desventajas son muy significativas. El bilingüismo te da una flexibilidad cognitiva muchísimo más grande que ser monolingüe.

Y en el cerebro ¿cómo conviven las lenguas: se llevan bien, son amigas, se pelean entre ellas?

Compiten entre ellas y hay contaminaciones. Un cerebro bilingüe tiene que hacer malabares para controlar las lenguas. Esta gimnasia cerebral puede tener resultados positivos para el desarrollo de otras capacidades cognitivas y de atención. La parte negativa es que hay una cierta interferencia entre los lenguajes.

¿Es cierto que puede retrasar la aparición del alzhéimer?

Es controvertido, hay gente que dice que sí y otros no tienen tan claros estos beneficios. En mi opinión, cuando el cerebro hace juegos malabares con los lenguajes está trabajando más activamente y algunas zonas están más densas en neuronas.

¿Un adulto puede llegar a ser bilingüe?

Pues claro. El bilingüismo no quiere decir que el conocimiento de ambas lenguas se sitúe al mismo nivel. En España no todos hablamos igual de bien el español. Si somos capaces de contar un chiste en inglés y que los oriundos se rían y de soltar con cierta fluidez y sentido algunos tacos, vamos por buen camino.

Ha llegado a determinar cuánto tardamos en convertir mentalmente una idea en una palabra.

Somos los ‘Nadales’ de las palabras. Nuestro cerebro almacena un vocabulario de 50.000 de cada idioma, es capaz de producir tres cada segundo y equivocarse solo una de cada mil veces.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión