Despliega el menú
Ocio y Cultura

Serrat pone en pie a la sala Mozart surcando las olas de su 'Mediterráneo'

El cantante ofreció una nueva mirada musical al disco, cuando se cumplen 47 años de su edición.

Joan Manuel Serrat y su equipo musical, en un momento del concierto de ayer en la sala Mozart.
Joan Manuel Serrat y su equipo musical, en un momento del concierto de ayer en la sala Mozart.
Guillermo Mestre

Y Joan Manuel Serrat volvió al principio, a esas canciones que, como aseguraba ayer, escribió "en 1971 en un pequeño hotel de la Costa Brava y de las que ahora se celebra el 47 aniversario. No las escribí justamente un día como hoy, pero me gusta el verano, me gusta un lugar fantástico del que soy hijo adoptivo (en referencia a Zaragoza), y aquí estoy. Habrá quien piense que podía haber esperado a los 50 años, que el aniversario es más redondo. Y quizá tenga razón. Pero... ¡para esperar estoy yo!". Así, con referencias autobiográficas y grandes dosis de humor, el cantante catalán fue desgranando ayer, en la sala Mozart del Auditorio de Zaragoza, muchas de las canciones que le han hecho famoso en todo el mundo (en el patio de butacas se dejó notar, con bufandas y banderas, la presencia de fans argentinos y mexicanos).

Y querido, sobre todo, en Zaragoza. El público aragonés le ovacionó con entrega y sinceridad en varias fases del espectáculo, íntimo y delicado (a ello contribuyó notablemente la viola de Uxia Amargós), que sintetiza las virtudes de un artista que lleva décadas sobre el escenario. Pocos como él saben meterse el público en el bolsillo.

El concierto tuvo dos fases, una primera dedicada al disco que se quiere conmemorar con esta gira que aún tiene recorrido por delante. Empezó con ‘Mediterráneo’ y siguió con clásicos como ‘Qué va ser de ti’, ‘Vagabundear’, ‘Barquito de papel’, ‘Pueblo blanco’, ‘Tío Alberto’, ‘La mujer que yo quiero’ o la aplaudidísima ‘Aquellas pequeñas cosas’. En la segunda parte abordó también temas muy queridos, como ‘La mer’, ‘La luna’ o la emblemática ‘Cantares’. En total, dos horas de embrujo serratiano.

Etiquetas
Comentarios