Despliega el menú
Ocio y Cultura

El diseño joven brilla en el final de la Aragón Fashion Week

Natalia Rivera, varias  firmas y modistos locales y los alumnos Hacer Creativo desfilaron en el parquin de la ESDA. Ágatha Ruiz de la Prada puso el broche de oro a la AFW.

Ágatha Ruiz de la Prada puso el broche final a la Aragón Fashion Week.
Ágatha Ruiz de la Prada puso el broche final a la Aragón Fashion Week.
Raquel Labodía

Fue el último día de la Aragón Fashion Week (AFW) un puente entre el presente y el futuro del diseño de moda aragonés y la veteranía de una firma como Ágatha Ruiz de la Prada.

El parquin de la Escuela Superior de Diseño de Aragón (ESDA) se convirtió en un original marco para mostrar el músculo de la creatividad local, representada en varias firmas jóvenes, los alumnos de Hacer Creativo y la colección ‘Alexandra’ de la montisonense Natalia Rivera, acostumbrada ya a los grandes desfiles tras sus participaciones el EGO de la Madrid Fashion Week.

Un semáforo con una cuenta atrás y sonido de motores fueron el casi literal arranque del desfile, coordinado por la estilista Mila Falcón, con modelos de Exotic y Agency.

Entre los diseños de Hacer Creativo hubo prendas de aire deportivo, volúmenes, experimentación... Riesgo, en una propuesta coordinada por el profesor y diseñador zaragozano Andrés Jarabo.

Punto y volumen

Fue el turno después de un abanico de firmas aragonesas. Ahí estuvo, por ejemplo, Asya, que mostró una colección en la que da el protagonismo al punto y al volumen de las prendas.

Prokö presentó su colección ‘Doce’, que hace referencia a los signos del zodiaco, en la que se inclinó por la mezclas de colores llamativos, como el rosa y el naranja, y se estrenó en las prendas de punto, como una espectacular falda combinada con ‘paillettes’. Los coloridos zapatos de Calzados Roldán completaron sus ‘looks’.

Iarana también fue color. Con sus prendas románticas y versátiles, tanto en lisos como en estampados florales. Se combinaron con zapatos al tono de la firma aragonesa Bambaladas.

Con Shiwa llegó el minimalismo y el aprovechamiento de materiales tan originales como el corcho. Las texturas cobran un papel muy importante en su trabajo. Álvaro Castillo y Terren Teresa (llegada de Huesca) presentaron colecciones íntegramente para hombre. Sandra Esseme presentó en Zaragoza la colección que le ha hecho triunfar en el prestigioso premio Hempel de la Semana de la Moda en Pekín.

Fue Natalia Rivera la encargada de cerrar el desfile con su colección ‘Alexandra’, para este verano. Pliegues, sobreposiciones, estampados florales, volantes... Cinturas marcadas con correas para subrayar la estética de las diosas griegas. Todo un despliegue de lo que es el oficio del diseño y la confección.

La mañana de moda en la ESDA acabó en la terraza, donde, con las vistas del Pilar del fondo, pudieron degustarse una colección de bombones inspirados en Pertegaz diseñados para la ocasión por Pastelería Tolosana, los pinchos de Marengo y el vermú de la también marca aragonesa Turme On. El DJ Arturo Puresoul puso la ambientación musical.

Inma Chopo, en la terraza

En el museo Pablo Serrano se celebraron este sábado otros dos desfiles. El primero estuvo a cargo de varios comercios aragoneses –Araceli Sancho Hat Couture, Delirium Costura Atelier, Cantonada Atelier, César By Antonio Vidal, Cuplé, Original Dessin, La Noire Creativa, D’Etiqueta Novios y el Gremio de Sastres y Modistos Artesanos de Aragón–. El broche final lo puso Ágatha Ruiz de la Prada, que trajo a Zaragoza su más reciente colección. Ya por la noche, Inma Chopo bailó a Pertegaz en la terraza del centro expositivo.

Terminó así la Aragón Fashion Week, en su primera edición. Han sido seis días de moda organizados por el Gobierno de Aragón y Fitca, con el patrocinio de Torre Village.

Etiquetas
Comentarios